Preparados para Halloween

Queridos amigos,
Creo que ya saben que HALLOWEEN es de "otra cultura" y de "otro CULTO".
Es preciso evitarlo. Para más información pueden leer esta carta si tienen tiempo.
En INSPIRACIÓN estoy publicando algo al respecto.

Con cariño y mi oración, P. Harry

 
 

Debido a que se acerca la fiesta de Halloween , es urgente y necesario que conozcamos el significado y origen de esta fecha que "inocentemente" festejan nuestros hijos, atraídos por el llamativo despliegue publicitario de esta celebración (que no sólo se hace sentir en centros comerciales, sino también en escuelas y jardines infantiles).

Trescientos años antes de Cristo, hubo una civilización llamada los Celtas, que habitaban en las Islas Británicas, Irlanda, Escandinavia y al oeste de Europa. Celebraban el año nuevo el 31 de octubre en honor a Samhain, el demonio dios de la muerte, en un carnaval llamado el festival de la muerte. Sus habitantes estaban dominados por una secta de sacerdotes paganos, llamada los druidas, quienes practicaban la brujería y además ofrecían sacrificios humanos a sus dioses. Acostumbraban a encender grandes fogatas en Halloween con el objetivo de protegerse de los malos espíritus. Estos sacerdotes iban casa por casa exigiendo toda clase de alimentos extraños para su propio consumo y para ofrecerlos más tarde a su dios Samhain. Los druidas llevaban consigo un gran nabo hueco (turnip) y formaban caras grotescas en estas calabazas y encendían velas dentro de ellas. Esta calabaza simbolizaba el espíritu del cual ellos dependían para obtener sus poderes. El nombre de este espíritu era Jock. A finales del siglo XIX, los irlandeses introdujeron esta fiesta en América y le pusieron Jack O`Lantern (Jack quien vive en la lámpara).

Con posterioridad, la iglesia no tuvo éxito en erradicar estas fiestas y decidió "santificar" algunas de ellas, especialmente la fiesta de la muerte (dada la enorme importancia que tenía para los celtas). En el siglo VIII, el Papa Gregorio cambió la fecha de la celebración del día de "todos los santos" del 13 de mayo al 1º de noviembre. Esta fiesta se llamaba All Hallowmass y a la víspera de esta fiesta se le llamaba All Hallow E´en, y derivó en la fiesta de Halloween para la noche del 31 de octubre.

Anton Lavey, autor de la Biblia Satánica, dice que de las tres fiestas más importantes que los satanistas realizan, la de Halloween es la más importante. Añade que en esta noche los poderes satánicos alcanzan su máximo nivel. Es el año nuevo para la brujería y el satanismo. Aunque no creamos o seamos indiferentes a este hecho, celebrar esta fecha implica una "amistad" con el mundo de las tinieblas, de lo oscuro y del mal.

Sólo se conmemora lo que se admira o se quiere. No creo que nosotros admiremos lo malo, lo feo o lo diabólico. Dios nos ama y no le agrada que participemos en una fiesta tan perjudicial. El desconocimiento no impedirá el daño espiritual que nos haremos. La ignorancia al ingerir un sorbo de veneno de un frasco con la etiqueta "para divertirse" no nos evitará el enfermarnos o morir. Además, el efecto que recae sobre nuestros hijos no sólo es espiritual, sino también psicológico, ya que Halloween les otorga permiso "legal" de rebelarse contra aquellos adultos que no satisfagan sus peticiones - trick or treat (truco o travesura) - efectuando alguna maldad o broma perversa en contra de ellos.

El Papa Juan Pablo II advirtió al mundo vía Internet acerca de los sacrificios humanos que los satanistas practicaban en esta "fiesta" ¿Tenemos claridad acerca de que estamos exponiendo a nuestros hijos a graves consecuencias? Como padres somos responsables ante Dios por la vida de ellos. Así también debemos atenernos a las consecuencias que sufran (rebeldía, temores, ira) por dejar que violen la ley del Dios que tanto decimos amar y respetar.

 
 
Imprimir esta pagina