Que es Halloween

Año con año, desde mediados de octubre, casas, escuelas y comercios se engalanan con una llamativa y siniestra decoración elaborada con elementos tales como gatos negros, calabazas esculpidas, palos de escoba, esqueletos, fantasmas, monstruos, murciélagos etc. — la gente se prepara a celebrar HALLOWEEN, el 31 de octubre.

Ese día, millones de niños en Estados Unidos y en el mundo entero, recorrerán emocionados los vecindarios hasta altas horas de la noche disfrazados de brujas, fantasmas, monstruos y diablos para recolectar dulces y golosinas de los vecinos. Los más atrevidos verán películas de horror especialmente alquiladas para la ocasión en tiendas de video, jugarán a la tabla de ouija, irán a los cementerios, intentarán establecer contacto con espíritus a través de una sesión o ritual espiritista y quizá mutilen o asesinen algún animal.

HALLOWEEN es una celebración que ha ido cobrando más y más auge a lo largo del tiempo. Originalmente, se festejaba sólo en Estados Unidos, Irlanda y Gran Bretaña, pero hoy en día es igualmente popular en el resto del mundo, incluso en los países latinoamericanos.

Para los comerciantes se trata de un negocio muy lucrativo que les permite recaudar millones de dólares en disfraces, máscaras de personajes siniestros, dulces y decorados. Se calcula que en 1994 las ventas de HALLOWEEN ascendieron a cerca de 500 millones de dólares, sin incluir dulces y golosinas. También los granjeros ven la oportunidad de hacer su agosto en los días previos a HALLOWEEN ya que la calabaza es un elemento insustituible en la elaboración de los decorados típicos. Los ingresos por la venta de calabazas alcanzan en esta época cifras millonarias.

HALLOWEEN es asimismo una importante fuente de ganancias para la industria cinematográfica. Hace 15 o 20 años, las pelí­culas de horror eran consideradas de segunda clase, un producto de relleno para el resto de la programación. Actualmente el 20% de las producciones de Hollywood está constituido por películas de este género. Efectos especiales cada vez más sofis­ticados atraen a renombrados productores cinematográficos. Pero no sólo Hollywood se beneficia de HALLOWEEN, también las empresas que producen programas de computación. En efecto, se reporta que en las últimas exposiciones de sistemas de computación los materiales más solicitados fueron, en ese orden, la pornografía y los juegos de terror.

HALLOWEEN es ocasión para fiestas y concursos de disfraces en escuelas, casas particulares, restaurantes, bares y discotecas. Es un día de suspenso y horror en el que los niños se sienten felices de poder jugar a los fantasmas y las brujas. Pero también los adultos se contagian del entusiasmo de HALLOWEEN — no es raro ver a los papás disfrutando con sus hijos de este peculiar entretenimiento. Muchas veces son las propias mamás quienes más se deleitan al elegir los disfraces que sus vástagos llevarán a la escuela o para salir a pedir dulces en el vecindario. Después de todo, HALLOWEEN es una fiesta inocente e inofensiva — al menos así lo hemos creído.

Sí, HALLOWEEN es todo eso y mucho más. Es, al mismo tiempo, una fiesta de sangre, muerte, horror y ocultismo. Es la época del año en que, según organizaciones vecinales norteameri­canas, más peligro corren niños y mascotas de ser secuestrados y mutilados para posteriormente ser sacrificados en ritos satá­nicos. Es la época del año en que se cometen más crímenes de culto, esto es, asesinatos relacionados con ritos satánicos. Es la fiesta más importante para brujos, miembros de grupos ocultistas y adoradores de Satanás.

Con el presente folleto pretendemos ilustrar a padres de fa­milia, educadores, catequistas y al público en general sobre el significado pagano de la celebración de HALLOWEEN –tal y como la conocemos en nuestros días– y que tiene sus raíces en la hechicería, la brujería, el ocultismo y el satanismo. Aún más, queremos alentarlos a recuperar esta fiesta para Cristo, estimulando a sus hijos a conocerlo a través de los Santos y Bienaventurados que nos han precedido en el camino de la fe. Y es que HALLOWEEN, originalmente, es una celebración cristiana y la traducción de esta palabra significa literalmente “la víspera del Día de Todos los Santos”.

 
 
Imprimir esta pagina