El reiki, además de una terapia,

es una religiosidad 

(Vicente Jara)      FUENTE: Radio María
 

Dedicábamos el boletín monográfico nº 132 a la terapia alternativa conocida como reiki, ofreciendo en primicia en castellano el documento que habían publicado los obispos estadounidenses para ayudar al discernimiento de este fenómeno. Y en el último número de Info-RIES hemos reseñado la gran difusión que ha tenido dicho documento. En esta ocasión, reproducimos la entrevista que se realizó recientemente en el programa “Conoce las sectas”, de Radio María España, a Vicente Jara. Este experto es miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES) y director de dicho espacio radiofónico.

- ¿Qué es el Reiki?

- El Reiki es una terapia, un método de curación por medio de una energía vital, eso es lo que significa Reiki, “Rei”, universal, y “Ki” energía, en japonés, es una energía cósmica, la energía de la vida, que anda por ahí, en el universo, en las cosas. Bueno, al menos esto es lo que dicen los seguidores de esta terapia. El Reiki lo desarrolló, lo difundió en el siglo XIX un monje japonés, Mikao Usui a partir de enseñanzas del budismo, y del hinduismo, como los chakras. Y les explico qué son los chakras, una palabra que se escucha mucho también en las terapias alternativas. Un chakra es un centro energético, que según estos terapeutas, según el hinduismo, es un punto que tenemos en el cuerpo, desde donde aflora energía o entra energía, son centros de energía, que se usan también en la acupuntura. Se alinean en todo el eje del ser humano, desde la cabeza, y por toda la columna vertebral.

- De acuerdo, pues entendido qué es un chakra, seguimos con el Reiki.

- El Reiki, sí, pretende controlar, manejar mediante la imposición de las manos por parte del sanador, esa energía vital, y llevarla desde el universo, el entorno, a través de su cuerpo, del sanador, luego a sus manos, y de ahí a los puntos enfermos de la persona necesitada. Y me refiero a curación de enfermedades físicas y mentales. Además, el curandero, puede asimismo curarse a sí mismo, enfocando hacia sí las manos, o bien curar animales, o plantas, simplemente dirigiendo hacia ellos las manos y sirviendo de canal de esa energía vital que dice que es capaz de manejar y enfocar. Por lo tanto, enfocar las manos para sanar, y eso se hace dirigiendo esa energía hacia los puntos vitales, chakras, del ser humano, o del organismo vivo.

- ¿Podrías explicar un poco más esta energía, de dónde viene, qué es, o qué enfermedades puede curar?
- Bien, claro que sí, pero es que no lo sabe nadie, es una energía que está ahí, en el cosmos. ¿Y cómo se puede manejar? ¿Y cómo es posible que ese sanador la pueda controlar, sin ningún aparato, sólo con las manos? Pues nadie lo sabe, tampoco ellos. Por otro lado un sanador de Reiki dice que puede curar una enfermedad sin ni siquiera saber qué enfermedad es, y por supuesto cualquier enfermedad que se te ocurra, desde cicatrizar una herida a soldar un hueso, un catarro, una depresión, el cáncer, o cualquier enfermedad mental.

 - ¿Y se puede uno olvidar de ir al médico y curarse con el Reiki?

- Sobre esto ha habido mucha polémica, y sigue habiéndola. A ver, lo explico: En el Reiki hay muchas escuelas, decenas, algunas de origen japonés, otras de origen asiático, y otras de origen occidental, norteamericano, o europeo, así que existen modificaciones, porque los discípulos de los maestros, van aportando ideas propias, con terapias alternativas de aquí y de allá, más del budismo, o menos, o más cosas del hinduismo, o del budismo tibetano, que es un budismo distinto a otros, o con más cantos, entonaciones, prácticas sanantes, oraciones a Dios, o sin oraciones, etc. Por eso aunque algunas escuelas del Reiki dicen que es suficiente el Reiki para curarse, la mayoría dicen que no, que ambas medicinas son complementarias, la medicina Reiki y la medicina de un hospital, que tiene su origen en Egipto, Grecia, y que es la medicina de Occidente, la que solemos usar cuando vamos al médico todos.

- ¿Esto del Reiki es verdad?

- Esa es la pregunta que interesa, si esto es un engaño, si esto funciona realmente o no. Pues podemos contestar a esta pregunta. Jamás se ha podido detectar con ningún aparato científico esta energía que llaman energía vital, Reiki, jamás. Nunca se ha encontrado, ni se ha comprobado que está en los seres vivos y que pueda transferirse de un cuerpo a otro. Y los que hacen Reiki, los sanadores, nunca han podido decir cómo lo hacen o la mueven desde sus manos a sus pacientes. Algunos sanadores Reiki dicen que pueden curar a distancia, sin que esté el paciente, o que incluso pueden cargar la batería de un coche, pero claro, no hay ninguna prueba de que esto se haya logrado. Por lo tanto, pruebas, ninguna. Explicación ninguna.

¿Entonces?
- Los estudios científicos que se han hecho han demostrado lo siguiente. Se han realizado pruebas científicas en pacientes aquejados de ciertas enfermedades en más de 200 estudios, con enfermedades mentales y físicas, y se compararon resultados cuando se aplicaba Reiki, o no, o bien se hacía una parodia, un engaño, simulando Reiki, es decir, por alguien que no decía ser un sanador de Reiki, o bien aplicando medicación científica, medicina occidental, y lo que se demostró es que el Reiki no consigue sanar en ningún caso, logrando sólo una cierta relajación en el paciente, o bien un efecto muy transitorio, puramente de influencia psicológica en el paciente creyente en la terapia, como un placebo, es decir, él cree que el Reiki le va a curar, y eso solamente ya tiene un efecto sanador, relajante, que le ayuda en su dolor al menos, pero nada más. Voy a citarles una frase del trabajo que les estoy narrando, la mayor investigación médica sobre el Reiki, que se publicó en una prestigiosa revista médica el pasado año: “En conclusión, no hay evidencia suficiente para afirmar que el Reiki es un tratamiento efectivo para ninguna enfermedad. Por lo tanto, el valor que pueda tener el Reiki continua sin haberse probado”.
- Pues esto es concluyente, más claro y mejor dicho es imposible.

- Eso es

- ¿Están muy extendidas estas prácticas?

- No hay una sola provincia de España donde no existan centros de Reiki, por lo general varios. Su extensión es enorme, y aunque hay organizaciones, alianzas del Reiki y otras formas de coordinarse, federaciones, entre escuelas similares, o no tan similares, es muy difícil saber el número de centros, ya que actúan y se abren sin permiso, al ser terapias alternativas y no estar bajo el control de los Colegios Médicos. Por lo tanto, si hay centros de Reiki, es que hay practicantes suficientes de esta terapia para mantenerlos abiertos. Y así ocurre en general en cualquier país occidental, o del continente americano, de norte a sur. Por lo tanto, estas prácticas sí están muy extendidas.

- ¿La Iglesia ha dicho algo sobre el Reiki?

- Lo que la Iglesia dice sobre el Reiki es que el Reiki además de una terapia es una religiosidad, con elementos budistas e hinduistas, por lo tanto religiones que no son la cristiana. Además muchos maestros de Reiki, sanadores de Reiki, consideran a Jesús un maestro más de Reiki, porque curaba a personas, pero claro, es que Jesús no es un sanador más, es el Hijo de Dios, es Jesús el Cristo. Por otro lado, los creyentes en Reiki, que creen en estas energías, en los chakras, son creyentes en la Reencarnación, que eso es lo que significa chakra, “rueda”, “círculo”, una rueda que da vueltas para reencarnarte continuamente, y en la reencarnación no creemos los cristianos.

 Por lo tanto, el fondo espiritual de esta práctica no es cristiano12.0pt; font-family:Verdana">, y muchísimos de estos centros que ofrecen terapia Reiki también van deslizando en sus pacientes libros, ideas, que no son cristianas. Y un apunte, si me permites, de los obispos de los Estados Unidos, un país donde se calcula que casi un 30% de los estadounidenses son practicantes de terapias como el Reiki, terapias de estas, alternativas, de la Nueva Era: este 29 de marzo se ha publicado por los obispos de este país un documento sobre el Reiki, de nombre, “Directrices para la evaluación del Reiki como Terapia Alternativa”, del que les entresaco algunas frases:

 “El Reiki carece de credibilidad científica y está fuera de la fe cristiana, haciéndola inaceptable para las instituciones sanitarias católicas”.

“La Iglesia reconoce dos clases de curación: la curación por la gracia divina y la curación que utiliza los poderes de la naturaleza”, que “no se excluyen una a otra”. El Reiki, sin embargo, “no encuentra apoyo ni en los descubrimientos de la ciencia natural ni en la fe cristiana”.

“Estudios científicos serios atestiguan que el Reiki carece de eficacia, así como de una explicación científica plausible sobre cómo pudiera llegar a ser eficaz”.

“Tampoco la fe puede ser la base de esta terapia”, afirmaban los obispos, puesto que el Reiki es diferente de la “curación divina conocida por los cristianos”.

“El acceso a la curación divina se hace a través de la oración a Cristo como Señor y Salvador”, mientras que el Reiki es una técnica que se transmite de “maestro” a alumno, sin intervención de Cristo.”

Por tanto, un católico que ponga su confianza en el Reiki estaría actuando dentro del ámbito de la superstición”.

“La superstición corrompe el culto a Dios volviendo hacia una dirección falsa los sentimientos y la práctica religiosa. Aunque en ocasiones la gente cae en la superstición por ignorancia, es responsabilidad de todos los que enseñan en nombre de la Iglesia eliminar tal ignorancia tanto como les sea posible”.

El documento concluye, “puesto que la terapia Reiki no es compatible ni con la enseñanza cristiana ni con la evidencia científica, no sería apropiado que instituciones católicas, como establecimientos sanitarios católicos y centros de retiros, o personas que representan a la Iglesia, como capellanes católicos, promuevan o proporcionen terapia Reiki”.

12.0pt;font-family:"Arial Narrow""> 

 
 
Imprimir esta pagina