¡Soy Católico! ¿De Verdad?

1.- ¿Qué es la verdad?
Jesús dijo: “Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.” (Juan 18,37-38).

¡Jesucristo es la verdad! Pilato no quiso entender. Estaba atado a sus intereses. ¿De que le valieron si no encontró la vida eterna? Tienes en tus manos las verdades que Cristo enseña por medio de su Iglesia. Al conocerlas y vivirlas serás de Cristo y tendrás la felicidad y la salvación (Lc. 10,16). ¿Abrirás tu corazón a la verdad o te lavarás las manos como Pilato?

2.- ¿Quién es Dios?
Dios es: El Ser supremo. Es Trinidad: un dios y tres Personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. “El es misterio, pero se da a conocer: ¡Es nuestro Padre! Es infinitamente bueno, perfecto y eterno; no cambia... Creador y dueño de todo. Todo lo sabe y lo puede. Dios es amor. ¡Dios te ama!

3.- ¿Por qué la vida humana es sagrada desde la concepción hasta la muerte natural?
Porque:

a) fuimos creados a imagen y semejanza de Dios.
b) Dios se hizo hombre para que el hombre pueda participar de la vida de Dios.
c) Dios es el único dueño de la vida.
Dijo “no matarás”. El aborto y la eutanasia son actos homicidios aunque el estado los legalice. Toda ley humana debe someterse a las leyes divinas.
Lee la Biblia: Génesis 1,25-30; Juan 1,9-14.

4.- ¿Cuál es el propósito de nuestra vida?
Dios nos creó para conocerle, amarle y servirle. Sólo sí seremos felices.

5.- ¿Cómo quiere Dios que le amemos?
“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente, y ama a tu prójimo como a ti mismo.”
Lee la Biblia: Lucas 10,25-27
Reflexión: ¿En qué pones tu mayor atención?

6.- ¿Cómo podemos conocer y servir a Dios?
Viviendo como fieles hijos de la Iglesia que Cristo fundó. En ella el Espíritu Santo nos guía y alimenta. Por eso debemos conocer y amar sus enseñanzas.

7.- ¿Dónde se relata la vida y las enseñanzas de Jesús?
En los cuatro Evangelios (Buena Noticia) de la Biblia. Escritos por Ss. Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

8.- ¿Qué es la Biblia?
Es la Palabra Viva de dios contenida en las Sagradas Escrituras. Contiene la historia de cómo dios nos salva. Nos revela las verdades necesarias para conocerle, amarle y servirle. Se divide en Antiguo Testamento (antes de Cristo) y Nuevo Testamento (plenitud de la promesa en Cristo).

Cómo buscar un pasaje en la Biblia:
La Biblia se divide en libros, capítulos y versículos. Ejemplo: Juan 3,16 es Juan, capítulo 3, versículo 16. Busca Juan en el índice de la Biblia.

9.- Si tengo la Biblia, ¿para qué necesito la Iglesia?
“Ninguna profecía de la Eucaristía puede interpretarse por cuenta propia” (2 Pedro 1,2º). La Iglesia, como madre y maestra, es la auténtica intérprete y formadora a través de sus pastores.
Lee la Biblia: Hechos 2, 42; Timoteo 4, 1-5

10.- ¿Cuál fue el pueblo escogido de Dios para preparar el camino a Jesús?
Israel, el pueblo Judío. Su historia está en el Antiguo Testamento. Dios habló por medio de Abraham (padre de la fe); Moisés (los sacó de la esclavitud de Egipto, por el desierto 40 años hacia la tierra prometida); y los profetas (Isaías, Ezequiel, Jeremías y otros). Israel tuvo reyes como Saúl, David y Salomón.
Lee la Biblia: Deuteronomio 7, 6; Hebreos 1, 1-2.

11.- ¿Qué es pecar?
Adán y Eva cayeron en la tentación de Satán y libremente desobedecieron a Dios. Hoy el pecado rige la mentalidad del mundo y muchos van a la ruina total. Pecar es separarse del camino de Jesús y de su Iglesia.
Lee en la Biblia: Mateo 17, 17; Romanos 3, 9-12.

12.- ¿Cuál es el resultado del pecado?
Ceguera: Nos creemos buenos, pero somos egoístas. Vivimos dominados por el mundo, el demonio y la carne. El pecado separa, hace sufrir, finalmente lleva al infierno (separación eterna de Dios y terrible tormento).
Lee en la Biblia: Juan 8, 34.

13.- ¿Cómo nos salvó Jesucristo de nuestros pecados?
Amando y obedeciendo al Padre en todo. Sufrió y murió en la Cruz por nuestros pecados.
Lee en la Biblia: Mateo 26, 42.

14.- ¡Pero yo no hago mal a nadie; yo rezo en casa!
¡Ciego! No te midas por los demás sino por Cristo. Verás cuánto pecado hay en ti. Arrepiéntete.
Lee en la Biblia: Juan 8, 7 & 15, 22.

15.- ¡Pero yo no soy fanático!
Con el pretexto de no ser fanáticos muchos están evadiendo las exigencias del Evangelio. Pero “Ya está el hacha puesta a la raíz de los árboles; y todo árbol que no de buen fruto será cortado y arrojado al fuego ateo 3, 10). Dice Jesús: “he venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ¡Cuánto desearía que ya estuviera encendido!” (Lucas 12, 49).

16.- ¿Qué nos enseña la Cruz?

a) Cuán malo es pecar que requiere tal remedio.
b) Cuánto nos ama Dios, que sufrió y murió por nosotros.
c) El poder y la victoria de Dios sobre el mal.
d) El único camino para seguir a Cristo.

17.- ¿Qué pasó con Jesús al tercer día de muerto?
¡Resucitó! Venció a la muerte y se presentó a las mujeres y a sus discípulos con su cuerpo glorioso. Vive y reina para siempre.
Lee en la Biblia: Juan 20, 11-18; 1 Juan 2, 1-2; Hechos 10, 40-43.

18.- ¿Qué pasó a los 50 días de la Resurrección?
¡Pentecostés!: Dios envió el Espíritu Santo sobre sus discípulos que oraban con María en el Cenáculo.
Lee en la Biblia: Hechos 2, 1-6

19- ¿Para qué envió Dios el Espíritu Santo?
El Espíritu Santo es Dios, el Señor y dador de vida que viene para cumplir la promesa de Jesús. Nos hace hijos de Dios, partícipes de la vida de Cristo, capaces de pensar, actuar, rezar y amar como Cristo. Nos da su poder y sus dones para una vida nueva. El Espíritu hizo nacer a la Iglesia y le sigue dando vida.
Lee en la Biblia: 1 Pedro, 2, 4-10

20 ¿Qué es la Iglesia?
Cristo (la cabeza) con sus fieles (sus miembros) formando un cuerpo santo (participa de la vida de Dios), católico (universal) y apostólico (sus pastores son sucesores de Pedro [l Papa] y los apóstoles [los obispos]).
Lee en la Biblia: Efesios 4, 3-5; Mateo 16, 3-20; Hechos 20, 28; Lucas 10, 16

21.- Pero no veo amor en mi Iglesia
Entonces imita a Jesús que tomó a la Iglesia como esposa y murió por ella (Efesios 5). El vino a servir y no a ser servido. Tú ama y perdona primero. “Mayor felicidad hay en dar que en recibir”. (Hechos 20, 35)

22.- ¿No somos libres para escoger el tipo de religión que nos guste?
Somos libres, pero también somos responsables por la verdad. Solo un camino lleva a la salvación. Jesús dice: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mi” (Juan 14, 6). Solo hay una Iglesia fundada por El. Dice Jesús a Pedro “A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos”. (Mateo 16,19)

23.- ¿Por qué rezar a los Santos?
Jesús es el único Camino; los santos son los que viven en Cristo, ya sea en la tierra o en el cielo. Los santos interceden, nos “tienen presente ante nuestro Dios” (Tes. 1, 2-3). Dios quiere esta unidad de oración y amor.
Lee en la Biblia: Colosenses 1,2; Ap. 5, 8-14

24.- ¿Qué hacemos en la misa?
Como en la última Cena, la Iglesia recibe la Palabra de Dios, se une al sacrificio de Jesús y recibe a Jesús mismo en la Comunión.
Lee en la Biblia: Lucas 22, 14-20

25.- ¡Pero yo amo a Dios, sin ir a la Iglesia!
Quien dice amar a Dios y no le obedece es un mentiroso.
Lee en la Biblia: 1 Juan 5, 2.

26.- ¡Yo no cumplo con todo, pero siento a Dios en mi corazón!
Esa es la mentalidad del mundo que se guía por los sentimientos egoístas. Dice Jesús: “no todo el que diga ‘Señor, Señor’, entrará en el Reino” (Mateo 7, 21)

27.- ¡Quién es la Madre de Jesús!
La Virgen María. Dios la preservó libre de todo pecado. Es madre siendo siempre virgen. Está ahora en el cielo en cuerpo y alma. María es también Madre nuestra y nos lleva a Jesús.
Lee en la Biblia: Lucas 1, 26-38

28.- ¿Por qué María es la Madre de Dios?
Porque es Madre de Jesús quien es Dios y Hombre.
Lee en la Biblia: Lucas 1, 39-45

29.- ¿Hay muchas “Virgen Marías?
Solo una, pero conocida por muchos nombres por sus hijos en los diferentes pueblos: Caridad, inmaculada, Guadalupe, Merced, Altagracia, etc. Todas son la misma Madre.

30.- ¿Vendrá Jesucristo de nuevo?
Ya está con nosotros y vendrá lleno de gloria para juzgar a vivos y muertos. Los buenos irán al cielo (Felicidad eterna con Dios); los malos al infierno (castigo eterno). Lee en la Biblia: Mateo 25, 31-46; Ap. 22,12-14

31.- ¿Qué son los sacramentos?
Signos sensibles y eficaces de la gracia. En ellos Cristo está presente para santificarnos.

  1. Bautismo: quita el pecado original; nos hace hijos de Dios, hermanos de Cristo, templos del Espíritu Santo, miembros de la Iglesia.
  2. Confirmación: Por medio del obispo, el Espíritu Santo da carácter y fortaleza para vivir la fe madura.
  3. Confesión (reconciliación): Necesaria para recibir perdón de los pecados. Da fuerza contra el mal. Una buena confesión requiere: a) Examinar la conciencia ante Dios, b) Arrepentirse de todos los pecados, c) Hacer firme propósito de no volver a pecar. d) Decir todos los pecados al sacerdote quien perdona en nombre de dios. e) Cumplir la penitencia.
  4. Eucaristía: La comunión (Hostia) es Jesucristo vivo, que se hace presente cuando el sacerdote los consagrara el pan y vino en la misa. Estos se convierten en el Cuerpo y la Sangre del Señor. La comunión requiere: a) fe en la Iglesia Católica; b) previa confesión de todo pecado mortal; c) No comer ni beber (excepto agua) por una hora antes.
  5. Unción de los Enfermos: Sana o fortalece, consuela y une a Cristo en la enfermedad. Borra pecados.
  6. .Orden Sacerdotal: Establece pastores para la Iglesia. (Obispos, sacerdotes, diáconos).
  7. Matrimonio: Unión de hombre y mujer, fiel, abierta a los hijos, para siempre. Funda la familia en el amor.

32.- No pude casarme en la Iglesia pero me casé por el poder civil.
El matrimonio ha de consagrarse como sacramento. Si no puedes casarte como Dios manda no te cases. No podrás comulgar, ni confesarte. Si ya ocurrió, consulta con un sacerdote a ver si pueden convalidarlo.
Lee en la Biblia: Mateo 5,27-32

33.- ¿Los divorciados pueden comulgar?
Si, mientras estén en gracia, guardando castidad.

34.- Yo me confieso directo con Dios
Jesús dijo a sus Apóstoles: “Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan” (Juan 20,23). Este poder continúa en los obispos y sacerdotes.

Las Virtudes Teologales

Son tres: Fe, Esperanza y Caridad

Los 10 Mandamientos

  1. Amarás a tu Dios sobre todas las cosas.
  2. No tomarás el nombre de Dios en vano.
  3. Santificarás el día del Señor.
  4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
  5. No matarás.
  6. No cometerás actos impuros. (No adulterio)
  7. No robarás.
  8. No levantarás falsos testimonios ni mentirás.
  9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
  10. No codiciarás los bienes ajenos.

Estos diez mandamientos se encierran en dos: Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.

*Lee en la Biblia: Marcos 10,17-19
* Reflexiona: ¿Por qué Dios nos da mandamientos?

Pecados Capitales y Virtudes Contrarias

  1. Contra Soberbia, humildad.
  2. Contra Avaricia, generosidad.
  3. Contra Lujuria (pasión sexual), castidad
  4. Contra Ira, paciencia.
  5. Contra Gula (comer excesivo), templanza.
  6. Contra Envidia, Caridad.
  7. Contra Pereza, Diligencia.

Obras de la Carne (Gálatas 5, 19)

Fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, superstición, enemistades, peleas, rivalidades, violencias, ambiciones, discordias, sectarismo, disensiones, envidias, ebriedades, orgías y todos los excesos de esta naturaleza.

Obras del Espíritu (Gálatas 5, 22)

Amor, alegría, paz, magnanimidad, afabilidad, bondad, confianza, mansedumbre y dominio de sí.

Obras de Misericordia

Las Corporales son:

  1. Visitar a los enfermos.
  2. Dar a comer al hambriento
  3. Dar de beber al sediento.
  4. Socorrer a los presos.
  5. Vestir al desnudo.
  6. Dar posada al forastero.
  7. Enterrar a los muertos.

Las Espirituales son:

  1. Enseñar al que no sabe.
  2. Dar buen consejo.
  3. Corregir al que está en error.
  4. Perdonar las injurias.
  5. Consolar al triste.
  6. Sufrir con paciencia las molestias de nuestro prójimo.
  7. Rogar a Dios por los vivos y por los muertos.

Oraciones

Rezar es escuchar y hablar con Dios desde el corazón. Imitando a Jesús, nosotros debemos rezar siempre. Al levantarnos, al comer, al dormir…

Padrenuestro

Jesús nos enseño a rezar: (Mateo 6,5-15)
Padre Nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Anos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en tentación, y líbranos del mal.

Credo (es la profesión de fe en la verdad)

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.
Reflexiona cada línea para conocer a Dios y tu fe.

Señal de la Cruz

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios nuestro.
En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.

Doxología

Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén

Acto Penitencial

Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes, hermanos que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión: por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María siempre Virgen, a los ángeles, a los santos y a ustedes, hermanos, que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.

Ave María

Dios te salve María, llena eres de gracia. El Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

Salve

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida y dulzura y esperanza nuestra: Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y, después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clementísima! ¡Oh piadosa! ¡Oh dulce Virgen María! Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Recuerda: 1.- Dios te ama; 2.- El hombre pecó y se perdió; 3.- Dios envió a su Hijo Jesús para salvarnos y darnos una vida llena del Espíritu Santo.

Para recibir la Salvación y Vida Nueva:

1) Acepta el amor y la autoridad de Jesucristo tu Señor y Salvador. El nos habla en Su Iglesia. Obedece su doctrina y su moral en todas las áreas de tu vida y en cada acto.
2) Sé fiel a Cristo perseverando en las pruebas.
3) Confiesa tus pecados ante un sacerdote.
4) Misa cada domingo como lo pide Jesús en su Iglesia.
5) Reza a solas y en familia a diario con la Biblia y el rosario.
6) Vive para darte por amor. Sirve en algún ministerio; únete a tus hermanos en tu parroquia.

 
 
Imprimir esta pagina