Sabes como responder cuando alguien dice que:
Rezar a los Santos es Idolatría

"Tenía cada uno una cítara y copas de oro lleneas de incienso aromático, que son las oraciones de los santos" -Apocalipsis 5,8-

Muchos protestantes objetan la práctica católica de rezar a los santos y pedir su intercesión.Sólo Dios es digno de culto y adoración (cf. Exodo 20, 2 - 5), y El prohibe cualquier forma de idolatría (esto es, adorar dioses falsos o poner a cualquier persona o cosa por encima de nuestra fidelidad a El).

Según ellos, las oraciones y devociones a los santos aparentemente desvirtuan el papel único de Cristo como nuestro Salvador y es que, como dice 1 de Timoteo 2, 5, "porque Dios es único, como único es también el mediador entre Dios y los hombres: un hombre, Jesucristo."

Respuesta Católica:

Jesús es en efecto nuestro Salvador y "nadie más que él puede salvarnos" (Hechos, 4, 12). Sin embargo, Jesús libremente ha escogido actuar a través de Su Iglesia y no hay razón para creer que los cristianos no puedan ya auxiliar y orar por sus hermanos y hermanas en la tierra una vez que ellos mismos están en el Cielo. De hecho, a causa del amor perfecto que exite en el Cielo, los santos presumiblemente estarán más dispuestos y serán más capaces de interceder por otros que cuando estaban en la tierra. Rezar a los santos no es lo mismo que adorarlos, todos los santos, excepto María, fueron pecadores y todos los santos, incluso María, necesitaron del don gratuito de la salvación de Dios. Al venerar a los santos, honramos a Dios que los creó, debemos pedir sus oraciones, tal como pedimos a nuestros compañeros cristianos en la tierra que oren por nosotros.

Pasajes de la Escritura que sustentan el punto de vista católico:

1 Corintios 12, 12-13, 26-27 - "Del mismo modo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, por muchos que sean, no forman más que un solo cuerpo, así también Cristo. Porque todos nosotros, judíos o no judíos, esclavos o libres, hemos recibido un mismo Espiritu en el bautismo...Si un miembro sufre, todos los miembros sufren con él. Si un miembr recibe honores, todos los miembros comparten su alegría. Ahora bien, ustedes forman el cuerpo de Cristo y cada uno es miembro de ese cuerpo."

Comentario.- Por nuestra unidad como miembros del Cuerpo de Cristo, debemos mostrar preocupación unos por otros, esto prevalece aún cuando ya hayamos ingresado al reino del cielo.

Lucas 20,37-38 - "Y que los muertos resucitan, el mismo Moisés lo da a entender en el episodio de la zarza, cuando llama al Señor el Dios de Abraham, Dios de Isaac Dios de Jacob. No es un Dios de muertos, sino de vivos, porque todos viven por él."

Comentario: Jesús afirma que todos están vivos para Dios y quienes viven en Su presencia pueden y deben mostrar amor por los demás. Los santos lo hacen intercediendo en favor nuestro, en repuesta a nuestras oraciones.

Lucas 9,30-31 - (Durante la transfiguración) "En esto aparecieron conversando con él dos hombres. Eran Moisés y Elías, que, resplandecientes de gloria, hablaban del éxodo que Jesús iba a cumplir en Jerusalén."

Comentario: Moisés y Elías, aunque ya no estaban físicamente vivos en la tierra, estaban involucrados y preocupados ante el proceso por el cual Jesús salvaría a la humanidad.

Efesios 3,14 -18.- "Por eso doblo mis rodillas ante el Padre, de quien procede toda familia en los cielos y en la tierra, para que conforme a la riqueza de su gloria, los robustezca con la fuerza de su Espiritu de mod que crezcan interiormente. Que Cristo habite por la fe en sus corazones, que vivan arraigados y fundmentados en el amor. Así podran comprender, junto con todos los creyentes, cuál es la anchura, la longitud, l;a altura y la profundidad del amor de Cristo..."

Comentario: Por el amor de Dios, los creyentes en Cristo están unidos tanto en el cielo como en la tierra.

Hebreos 12,22 - 23.-"Ustedes, en cambio, se han acercado a la montaña de Sión, a la ciudad del Dios vivo, que es la Jerusalén celestial, al coro de millares de angeles, a la asamblea de los primogénitos que están inscritos en el cielo, a Dios juez de todos, a los espíritus de los que viviendo rectamente han logrado perfección."

Comentario: La Iglesia existe tanto en el cielo como en la tiera, con el amor de Cristo como la fuerza unificadora.

Apocalipsis 5,8.- "Y Cuando tomó el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron ante el Cordero. Tenía cada uno una cítara y copas de oro llenas de incienso aromático, que son las oraciones de los santos."

Comentario: Aún estando en el cielo, los santos oran incesantemente. Estas oraciones alaban a Dios, pero también es razonable asumir que los santos interceden por sus hermanos y hermanas en la tierra, especialmente cuando pedimos su ayuda.

1 Timoteo 2,1 -3.- "Doy gracias a Dios, a quien sirvo con una conciencia limpia, según me enseñaron mis mayores, yme acuerdo de ti constantemente, día y noche, en mis oraciones."

Comentario: Si de hecho Dios se complace cuando oramos por otros, los santos que son perfectos en el amor, seguramente deben orar por nosotros.

2 Corintios 1, 10-11.- "El que nos libró de este peligro de muerte, nos seguirá librando, nos librará realmente aquél en quien hemos puesto la esperanza. Ustedes, por su parte, nos ayudarán con su oración, para que la gracia de Dios obtenida por intercesión de muchos sirva para que muchos den gracias a Dios por nuestra causa."

Comentario: Si un gran santo como Pablo fue auxiliado por las oraciones de cristianos imperfectos en la tierra, seguramente que nos pueden ayudr aún más las oraciones de quienes ya están en el cielo después de haber alcanzado la perfección por la gracia de Cristo.

Santiago 5,16.- "Reconozcan, pues, mutuamente sus pecados y oren unos por otros para que sanen. Mucho puede la oración insistente del justo."

Comentario: La intercesión de los santos, que han sido hechos perfectamente justos, es de gran valor para nosotros y, por tanto, es apropiado que los cristianos busquen su ayuda.

Algunos Pensamientos Finales

Los católicos honran y veneran a los santos, pero no los adoran. Tener imágenes y esculturas en su honor no es más idolatría que guardar fotografías de nuestros seres queridos, rezarles y pedir su ayuda no es más idólatra que la práctica de una viuda o un viudo que hablan en voz alta con su cónyugue fallecido al pie de su tumba. En referencia a los santos, Hebreos 12, 1 dice que "estamos rodeados de tal nube de testigos". Los hombres y mujeres santos de todas las épocas están, si lo queremos, íntimamente involucrados en nuestras vidas y su testimonio o ejemplo puede ser fuente de guía e inspiración al enfrentar nuestra propia lucha para ser fieles a Dios. Esta verdad es parte importante de nuestra creencia cristiana en la unidad del Cuerpo de Cristo, una creencia que data de los primeros años de la Iglesia - y el Catolicismo, más que ninguna otra religión, la ha preservado. Así pues, sigamos "el ejemplo de aquellos que, por su fe y su perseverancia, son ya herederos de las promesas divinas" (Hebreos 6, 12).

 
 
Imprimir esta pagina