La Caída de los Angeles y la Caída de los Hombres

"Ser como dioses", tentación siempre presente a lo largo de la historia de la humanidad, pero presente aún con más fuerza y lo que es peor: con una gran aceptación - en nuestros días, especialmente por la nefasta propagación de errores a través del New Age.

Por Isabel de Tenreiro

El Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, en uno de sus capítulos referidos a los Angeles (#391), nos enseña que en la voz seductora opuesta a Dios que hace caer a nuestros primeros padres -Adán y Eva- "la Escritura y la Tradición de la iglesia ven en este ser a un ángel caído, llamado Satanás o Diablo". Y continúa el Catecismo: "La Iglesia enseña que primera fue un ángel bueno, creado por Dios. El Diablo y los otros demonios (es decir, los ángeles caidos) fueron creados por Dios con una naturaleza buena, pero ellos se hicieron a sí mismos, malos"

Esta caída consistió en la elección libre que hicieron estos ángeles -antes buenos, ahora malos- precisamente por haber rechazado a Dios. Estos ángeles liderizados por Lucifer -que es el mismo Satanás, Belzebu, el Engañador, el Diablo- quisieron "ser como dioses" Y el mismo Lucifer -por envidia, nos dice el Nuevo Catecismo - engañó a Eva y Adán con lo mismo: que podían "ser como dioses" (Génesis 3,5).

Y es la misma idea que Satanás y sus ángeles caídos o demonios tratan de meter en la mente y el corazón de todos los hombres y mujeres de este mundo nuestro.

"Ser como dioses", tentación siempre presente a lo largo de la historia de la humanidad, pero presente aún con más fuerza -Y, lo que es peor: con una gran aceptación - en nuestros días, especialmente ente por la nefasta propagación de errores a través del New Age.

El Papa Juan Pablo II, representante de Jesucristo en la tierra, nos advierte en su Encíclica "El Esplendor de la verdad"

sobre una de las Mas Comunes modalidades de ese querer "ser como dioses": - los hombres y mujeres de hoy pretenden decidir por si mismos sobre lo que es bueno y lo que es malo en materia moral, a pesar de Restar llamados a aceptar la ley moral que Dios les da ... que les propone en los mandamientos".

Y pretender desobedecer alguno de los mandamientos de Dios -los 10 escritos en las tablas de la Ley- que aprendimos en el catecismo de Primera Comunión, escudandonos en que Dios es amor misericordia, perdón ...atributos reales de Dios, es olvidar otro de sus atributos; Dios es justicia perfecta o Infinita.

Jesucristo, el hijo de Dios hecho hombre, que no vino al mundo a anular el contenido del Antiguo Testamento, ni a abolir la Ley, sino a cumplirla y darle su forma definitiva (Mateo 5,17), nos resume los 10 Mandamientos en dos: "Amor a Dios con toda nuestra alma, con toda nuestra fuerza, con todo nuestro corazón,y al prójimo como a uno mismo (Lucas 10,27).

Y amar a Dios como Jesucristo -el Rijo de Dios- nos pide, es buscar sólo Su Voluntad... y no la nuestra. Es -entre otras cosas- no pretender jugar a "ser como dioses" a través de tantas prácticas promovidas por el New Aqe. Por ejemplo: tratando de comunicarnos con el mundo invisible, mediante el channelling o canalización de espíritus -nueva forma de llamar al espiritismo tratando de penetrar las esferas de lo oculto para conocer o controlar el futuro, o para tratar de Influir en las personas o en las cocas, a través del podar mental o de la brujería, o de la metafísica..

Curiosidades o deseos nuestros que puede aprovechar Satanás el ángel caído de más alto rango, o cualquiera de los demas ángeles caídos o demonios, para hacernos caer Igual que ellos cayeron; queriendo "ser como dioses"

 
 
Imprimir esta pagina