New Age: ¡Alerta ante "canalización" de los espíritus!

La Brujería incluye ritos paganos para tratar de controlar El futuro y la vida de los demás, intimidar a personas, Lograr poder sobre otros, etc.
La brujería e maligna aunque con ella se busque lograr un supuesto bien. La Brujería hace daño a las personas que hacen uso de ella Y aquellos contra quienes se dirige.
Por eso esta condenada por Dios en la Biblia (Levítico 19.26 y Deuteronomio 18, 10-12) y por la Iglesia Católica

Por Isabel de Tenreiro

La canalización (channeling) o espiritismo es la practica de comunicarse con espíritus y esta prohibida expresamente en varios pasajes de la Biblia: Levítico 19, 31; 20, 6; Deuteromio 18, 9-12; I Samuel 28, 3, y también por la Iglesia Católica. Tanto los Padres de la Iglesia como diversos Concilios lo han condenado, atribuyéndole un origen diabólico.

A los receptores de mensajes de estos espíritus malignos se les llama mediums en el Espiritismo tradicional. Ahora en el New Age se denomina channels o canales. De allí el nuevo nombre de canalización para esta maligna practica. El New Age proviene del Espiritismo, de la comunicación con espíritus malignos y de instrucciones recibidas de estos (cfr. Isabel Vidal de Tenreiro, Alerta New Age). Pero también lo incluye y lo fomenta. De allí el gran auge de esta practica en nuestros días.

Se cree, erróneamente, que el Espiritismo, es la practica de contactar espíritus buenos e inofensivos. Pero... ¿de donde vienen estos espíritus?

Los textos bíblicos y la fundamentación de la prohibición de la Iglesia Católica, nos permiten afirmar que la información recibida mediante practicas espiritistas NO vienen del Espíritu de Dios, no de Sus Angeles, ni de las almas de la Iglesia Triunfante (las de los Santos que están en el Cielo), ni siquiera de la simas de la Iglesia Purgante (almas que se encuentran en estado de purificación en el Purgatorio que, aunque no gozan aun de la Visión Beatifica – de la Visión de Dios – son almas ya salvadas que forman parte de la Comunión de los Santos), sino que el Espiritismo es la practica de contratar espíritus malignos.

Las informaciones obtenidas a través de la canalización o del espiritismo, sean correctas o incorrectas, vienen del mismo Satanás y de sus secuaces (ángeles caídos y almas condenadas) que pueden aparentar ser buenos e iluminados, pero que son engañadores – igual que el jefe de los demonios: la antigua serpiente, Satanás, el inventor o padre de la mentira (Juan 8, 44 – 2a Corintios 11, 14).

El nuevo espiritismo a lo New Age llamado ahora canalización, dice hacer contactos con entidades superiores, comunicación con supuestos "ángeles" y hasta con "extraterrestres" de quienes pretendidamente se reciben exhortaciones de orden moral y filosófico para el mejoramiento personal y colectivo, así como consejos prácticos para la vida. Entidades superiores, ángeles y extraterrestres son nombres engañosos para los espíritus contactados a través del Espiritismo. Así que la llamada canalización o espiritismo es la practica de contactar espíritus malignos que erróneamente se cree son buenos o inofensivos. La Biblia prohibe el Espiritismo y también la Iglesia por el peligro espiritual que envuelve para quienes lo practican.

 
 
Imprimir esta pagina