Examen de conciencia

Precisamente por ser pecadores, nos cegamos ante nuestros pecados. Satanás quiere hacernos ver que no hay mal en lo que hacemos. Entonces el corazón se endurece, se hace insensible a las exigencias del amor. Por eso es tan importante la conversión del corazón.

"Por eso, como dice el Espíritu Santo: "Si escucháis hoy MI voz, no endurezcáis el corazón... ¡Atención hermanos! Que ninguno de ustedes tenga un corazón malo e incrédulo..." Hb 3.

Dios es un Padre amoroso que nos hace ver el pecado para darnos la gracia del arrepentimiento y perdonarnos. El nos quiere libres. El demonio no quiere que veamos nuestro pecado. Pero si buscamos el camino de Dios tratará de acusarnos con nuestros pecados para que nos desanimemos y volvamos atrás. Podemos discernir entonces la diferencia. Dios enseña el pecado para liberar y perdonar; el demonio lo esconde pero cuando lo enseña es para que desesperemos. Debemos rechazar enérgicamente estos pensamientos e ir a la confesión con toda confianza en el perdón de Dios. Dios SIEMPRE perdona cuando hay arrepentimiento.

Es muy provechoso hacer examen de conciencia diario y también, con toda humildad, abrirnos a que personas cerca de nosotros nos corrijan. "Si nos examináramos a nosotros mismos, no seríamos condenados." (1 Cor. 11, 31)

El examen se hace ante Dios, escuchando su voz en la conciencia.

Preparación para la confesión

Preparación remota: Nos educamos en la fe por el estudio de la Palabra, el Catecismo, lectura de los santos, participación en enseñanzas... La practica seria de lo que aprendemos. El examen diario de conciencia.

Preparación inmediata: El examen de conciencia antes de confesar. Vamos a un lugar tranquilo, preferiblemente ante el sagrario, para orar. Solo Dios puede iluminar sobre nuestra realidad y darnos los medios para responder a la gracia.

Contemplamos la vida de Jesús y su amor manifiesto en Su Cruz. "Contemplen al que traspasaron" Jn 19:37. ¿Como he respondido a tanto amor, a tantas gracias?. Examinamos nuestra vida ante la ley de Dios. Por eso ayuda tener un examen escrito que nos recuerde lo que hemos olvidado. Recordamos que no se trata de sugerencias, Dios nos dio MANDAMIENTOS. Romperlos es romper nuestra alianza con Dios y caer en pecado.

No se trata tan solo de enumerar pecados sino de descubrir la actitud torcida del corazón y con DOLOR POR NUESTROS PECADOS, HACER EL FIRME PROPÓSITO DE NO VOLVER A COMETERLOS.

Siempre hay áreas en las que somos mas débiles y requieren atención especial pero si comprendemos que Cristo -no la cultura- es la medida, veremos que en todo tenemos mucho que crecer.

La confesión solo puede hacerse ante un sacerdote.

Examen de conciecia en base a las cuatro rupturas

Examínate - ayudado por estas preguntas - ¿qué pecados has cometido desde tu última confesión? Trata de no quedarte en lo exterior, sino en las actitudes del corazón y las omisiones.

Ruptura con Dios:

Ruptura conmigo mismo:

Ruptura con los hermanos y con la creación:

Examen de conciencia en base a los 10 Mandamientos

Este examen es para aquellos que, amando a Cristo, no se conforman con evitar pecados graves, sino que desean amarle con todo el corazón.

Amarás a Dios sobre todas las cosas (Primer mandamiento).
No tomarás el nombre de Dios en vano. (Segundo Mandamiento)

¿He amado a Dios sobre TODO?

Oración Diaria

Obediencia

Estudio

Orden y Prioridades

Santificarás el día del Señor. (Tercer Mandamiento)

La Cruz

Confesión

María

Relaciones con otros

Honrarás a tu padre y a tu madre (Cuarto mandamiento).

En el Hogar

Casados: (además de lo mencionado)

Formación: de los hijos

No matarás. (Quinto Mandamiento)

No cometerás actos impuros. (no adulterio, no fornicación) (Sexto Mandamiento)

No robarás (Séptimo mandamiento).

No levantarás falsos testimonios ni mentirás (Octavo Mandamiento)

No consentirás pensamientos ni deseos impuros (Noveno Mandamiento)

No codiciarás los bienes ajenos (Décimo Mandamiento)

Obras de Misericordia

Corporales

Espirituales

Evangelización

Dominio de las Emociones: Resentimientos, caprichos, impulsos, miedos....

Examen de conciencia en base a los pecados capitales y a las virtudes contrarias

Soberbia / Humildad

Avaricia / Generosidad

Lujuria / Castidad (ya examinado arriba)

Ira vs. Paciencia

Gula vs. Templanza

Envidia vs. Caridad

Pereza vs. Diligencia

Bienaventuranzas (Mateo 5, 1-2)

Después del examen se deben hacer resoluciones por escrito, valorando el estado actual para trabajar en el y revisarlo mas tarde.

 
 
Imprimir esta pagina