Inician la construcción de templo del Centro de la Divina Misericordia

Kokue Guasu, Aregua será tierra de peregrinación

templo

Con la palada inicial y la colocación de la piedra fundamental, comenzó ayer la construcción del templo del Centro Espiritual de la Divina Misericordia en la compañía Kokue Guasu, de Areguá. El edificio se levantará en medio de una exuberante vegetación y desarrollará el poblado.

El arzobispo de Asunción, Mons. Pastor Cuquejo, y el padre Rufino Orecki proceden a colocar la piedra fundamental que formará parte del cimiento del nuevo templo.

El Centro Espiritual de la Divina Misericordia está emplazado en una propiedad de cuatro hectáreas que fue donada al padre Rufino Orecki. Está ubicada a unos cinco kilómetros de la ruta asfaltada que une las ciudades de Areguá y Capiatá. Se debe entrar por el camino que conduce a la estación terrena, luego se toma un trayecto empedrado en cuyo recorrido aún se pueden apreciar las viviendas tradicionales de las campiñas paraguayas.

Una vez en el lugar, se divisa la propiedad que ya está totalmente alambrada. Se atraviesa el gran portal, y un camino de tierra en medio de la vegetación lleva al visitante a las viviendas donde actualmente los franciscanos conventuales, quienes se encargarán de la obra, ya cuentan con un hogar de asistencia social, donde los niños reciben merienda y servicio educativo y sanitario.

templo

Los fieles participan de la bendición del lugar donde se levantará el templo dedicado a Jesús de la Divina Misericordia. Estará en medio de una exuberante vegetación.La prolongación de esta asistencia social es la construcción del templo que prestará una gran ayuda espiritual, nos indicó el padre Marcos Duda, encargado actual del local.

El acto de ayer contó con la presencia del arzobispo de Asunción, Mons. Pastor Cuquejo, así como del administrador diocesano de San Lorenzo, Mons. Joaquín Robledo, el párroco de Areguá y otros sacerdotes de la Congregación de los Franciscanos Conventuales.

Primero se izaron las banderas de Paraguay y del Estado Vaticano.Luego se procedió a la palada inicial. Los sacerdotes se encargaron de este trabajo.Cuquejo y Orecki, en cambio, depositaron en el hoyo las primeras piedras que formarán parte del cimiento de la estructura.

Portón de entrada al Centro Espiritual de la Divina Misericordia. El predio tiene cuatro hectáreas, lleno de vegetación. En el lugar, una dependencia social ayuda a los pobladores.

temploEn este mismo lugar comenzó la misa que contó con la presencia de pobladores y devotos que llegaron de las ciudades vecinas. Entre los presentes estuvieron también el ex presidente Juan Carlos Wasmosy y el conocido cantante Kike Krona.

 

La devoción a Jesús de la Divina Misericordia surgió en 1936 cuando el resucitado se apareció a sor Faustina Kowalska, a quien pidió que hiciera conocer al mundo su entrañable amor a través de una imagen de cuyo corazón se irradian luces multicolores.

En Paraguay, esta devoción ha ganado muchos adeptos, quienes celebran su día el segundo domingo de Pascua.

El sacerdote Orecki es su principal difusor.La construcción de la obra estará a cargo de una fundación, que se encargará de los pagos, según se informó.El Centro Espiritual con su templo, sin dudas, dará otra fisonomía a la compañía Kokue Guasu. En adelante, será un centro de peregrinación porque es una devoción que atrae a mucha gente.

 
 
Imprimir esta pagina