Trayectoria de la Imagen

Roma Acoge la Estatua de la Virgen de Fátima

La venerada imagen de la Virgen de Fátima permanecerá en Roma durante tres días, desde el viernes 6 de Octubre hasta el domingo 8; y volverá a Portugal el lunes por la mañana, después de haber recibido el homenaje del Santo Padre y de los peregrinos , en una peregrinación que tendrá lugar con motivo del jubileo de los Obispos, cuando durante una solemne celebración en la Plaza de San Pedro se lea el acto de consagración a María, la Madre de la Iglesia, que con su "fíat" al anuncio del ángel ha hecho posible, por su parte, el acontecimiento de la Encarnación.

El calendario de la presencia en Roma de la estatua de la Virgen de Fátima prevé, para el viernes 6 de Octubre la llegada de la imagen a Ciampino y el sucesivo traslado - de forma privada - a la Capilla del Apartamento de la Casa pontificia en Vaticano. El sábado por la mañana, Memoria de la Beata Virgen Maria del Rosario, la estatua será llevada en procesión hasta la Basílica de San Pedro donde permanecerá expuesta para la veneración de los fieles. Por la tarde, la imagen será situada en el "sagrato", donde el Santo Padre se unirá a todos los Obispos presentes para la celebración de su Jubileo en el rezo del Rosario meditado. Después, nuevo traslado, esta vez al monasterio de las Hermanas de Clausura "Eclesia Mater" en el Vaticano.

La mañana del 8 de Octubre el Papa celebrará la Santa Misa en el "sagrato" de San Pedro junto a los Obispos; y, en presencia de la Virgen de Fátima será leído el Acto de confianza en María, con el que se quiere implorar la protección de la Madre de Cristo a la Iglesia y al mundo en el inicio del Tercer Milenio. Sucesivamente, la estatua volverá a la Capilla privada del Santo Padre.

El lunes por la mañana el Cardenal Secretario de Estado, Angelo Sodano, presidirá la ceremonia de despedida en el patio de San Dámaso. Después, la estatua será acompañada al aereopuerto de Fiumicino desde donde volverá a Portugal.

Nota de Prensa:

Comité Central - Gran Jubileo del Año 2000
Ciudad del Vaticano, 12 Septiembre 2000

 
 
Imprimir esta pagina