La Asunción de María al Cielo

Nosotros como católicos creemos firmemente que Nuestra Madre María fue asunta o levantada hacia el cielo. Es decir que fue llevada a la presencia de Dios en cuerpo y alma.

Sin embargo hoy en día hay mucha gente que dice ser “cristiana” y no cree lo mismo. Mas aun, nos preguntan y dicen que eso no es cierto. ¿Qué por qué lo creemos? Este folleto esta dedicado a explicar eso y lo hemos preparado para ti para que ames mas a la Virgen y sepas como explicar y al mismo tiempo saber defender nuestra fe (1 Pe 3,15).

Razón Bíblica

En primer lugar, profundicemos en la Sagrada Escritura para ver lo que la Palabra de Dios nos enseña acerca de esto. Los cuatro puntos bíblicos principales son los siguientes:

1.- Dios es un Dios de vivos no de muertos.

Hay algunos hermanos separados que no creen como nosotros porque según ellos cuando uno se muere se acaba todo y no pasa nada hasta que Jesús vuelva.

Eso es falso porque la misma Biblia nos dice claramente que Dios no es un Dios de muertos sino de vivos. Veamos algunas citas bíblicas que nos confirman esto:“ Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? No es un Dios de muertos, sino de vivos.” Mt 22,32

“Me siento apremiado por las dos partes: por una parte, deseo partir y estar con Cristo, lo cual, ciertamente, es con mucho lo mejor” Fil 1,23

“... Se les aparecieron Elías y Moisés, los cuales conversaban con Jesús.” Mc 9,1-4

2.- Si al malhechor por un minuto de fe Jesucristo se lo llevo al paraíso, con mayor razón se llevaría a su madre para estar junto a El. “...Y le decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando vengas con tu Reino.»

Jesús le dijo: «Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el Paraíso.» Lc 23, 39-43

Así sucedió, querido hermano, uno de los malhechores tuvo fe de ultimo momento y se arrepintió. Un minuto le basto y en su gran misericordia Jesucristo le dijo que ese mismo día iba a estar con El en el Paraíso. Algunos dicen que era tan “buen ladrón” que se robo el cielo en un minuto.

Entonces si a ese malhechor Jesús se lo llevó junto a El, con mayor razón se iba a llevar a su santa madre María, que era mujer llena de Fe, para que estuviera junto a El por toda la eternidad.

Que increíble que muchos hermanos protestantes no piensen en esto.

3.- Ascendiendo al cielo en cuerpo y Alma.

“Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor”. 1 Tes 4,17

Este versículo indica que los cristianos viviendo en gracia de Dios y presencien la venida física de Jesucristo en los últimos tiempos, no morirán la muerte terrenal sino pasarán directamente al cielo en cuerpo y alma para toda la eternidad.

"Y dicho esto, fue levantado en presencia de ellos, y una nube le ocultó a sus ojos." Hech 1,9. Este versículo indica que Jesucristo ascendió en cuerpo y alma al cielo.

Composición de Textos. Uniendo las ideas contenidas en los versículos anteriores y aplicándolos a María diremos que el hecho histórico fue así: Al final de su vida, la virgen María pasó a la otra a través de un hecho que no puede llamarse muerte como la conocemos universalmente, para cumplir con 1 Tes 4,17. Su persona fue excepcional para cumplir con Lc 1,28. Y vive en el cielo en cuerpo y alma para cumplir con Lc 1,28 y Hech 1,9. A eso le llama la Iglesia “ La asunción de María a los cielos”.

Razón teológica

El objetivo principal de Dios sobre la humanidad es su felicidad y salvación. Ese premio se gana por el arrepentimiento de nuestras faltas.

Ese premio, que es la gloria, se consigue al vivir las gracias sobrenaturales recibidas en el bautismo, y las tiene todo bautizado viviendo en comunión con Dios.

Para el tema que estamos hablando las gracias que nos toca tratar son “ el arrebato”, “La resurrección antes del final de los tiempos” y “el vivir en cuerpo y alma en el cielo antes de la resurrección universal”. Las personas poseedoras de eso e identificadas en la Biblia son: Jesucristo y una cantidad no conocida de gente especificada en 1 Tes 4,17.

La Virgen María, por ser “vaso de elección” y la “Llena de Gracia” Lc 1,28 participó con Jesucristo en su muerte, resurrección y ascensión al cielo que la Biblia llama “arrebato”.

Lo de ascensión, es de necesidad que Ella también la tuviera pues muchos la tendrán cuando venga por segunda vez Jesucristo. Entre la asunción de María y los cristianos que serán “arrebatados” en los últimos tiempos no hay diferencia esencial sino solamente de tiempo, y obedece a la distinta época histórica de su vida terrenal.

Razón eclesial

La Iglesia Católica siempre ha enseñado esa verdad, incluso desde los primeros tiempos, el siguiente caso lo ilustra:

Escrito por Martín Zavala A.P

 
 
Imprimir esta pagina