Medjugorje. Impresiones de un sacerdote peregrino

Charla del 29 de Noviembre de 2006
P. Paúl Pezzei ( o Pezzi, según el Directorio Eclesiástico 2005). M.C.C.J
(Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús.)

En el año 1983 visite Medjugorje por primera vez. Pude observar que había miedo al comunismo y que temía la persecución.
Al Padre Jozo, lo vi sereno, alegre, joven … feliz por haber estado en la cárcel por amor
a cristo. Yo pensaba que ese Padre Jozo era un santo. En esa ocasión viaje junto a otros cinco sacerdotes. Se encontraron con el Padre Jozo quien les pidió que lo llevaran a Medjugorje. En ese momento había vigilancia policial en el convento franciscano de Medjugorje.

Durante la guerra de Yugoslavia no paso nada en Medjugorje. Al llegar entraron al convento de los Padres Franciscanos. Ellos les explicaron todo lo que había sucedido en ese periodo bélico y como la iglesia de las primeras apariciones de la Santísima Virgen Maria fue milagrosamente preservada.

Lo mas impresionante para mi fue la celebración de la Santa Misa seguida de la exposición del Santísimo Sacramento. El Padre Jozo expuso la Hostia Santa y luego sostuvo en alto la custodia por un espacio de tiempo superior a tres cuartos de hora. Yo no lo habría podido lograr más de diez minutos.Y el Padre Jozo …rezaba…rezaba..¿Como es posible que este Padre pudiera mantener la Custodia asi… tanto tiempo…y rezar…y rezar en vos alta todo el tiempo todo lo que salio de su corazón, de su alma…¡era una oración muy personal!...¡de alabanza!

He viajado 4 veces. Hemos permanecido y compartido con los Padres en nuestras estadías. Ellos nos han explicado, entre otras cosas, como se adhieren al ayuno solicitado por la Santísima Virgen. Este consiste en ayunar a pan y agua los miércoles y viernes de cada semana del año. Ellos dicen que consultada la Santísima virgen al respecto, ella les ha explicado que preparen un rico pan con semillas buenas y sabroso y suficiente agua fresca y natural. Porque ayunar, dice, no significa pasar hambre. Significa que coman lo mas sencillo posible, sin desnutrirse.

Otra de las experiencias que más me han impresionado fue el encuentro con una campesina que tiene once hijos. Que ha trabajado durante toda su vida en trabajos muy pesados en la región de los Alpes. Allí todo es irregular, sube y baja, todo rocoso, quebrado; su casa esta arriba y el campo de cultivo abajo. Su vida era subir y bajar, atendiendo a los niños, cargando el peso de la cosecha; así por años. Sus pies están deformados y para ella es muy difícil caminar. Mi hermano que es enfermero la acompaño a Medjugorje. Esta buena mujer al llegar al lugar e invitarla a subir al cerro de las apariciones de la Santísima Virgen y ver esa ruta escabrosa, rocosa, dice: Mira, hijo, yo en mi campo he subido caminos horribles; pero esto, es peor todavía. ¡Pura piedra…pura piedra! ¡Esto no es para una persona anciana que camina con tanta dificultad. Pero mi hermano que ha ido a Medjugorje muchas veces, le dijo:- Mira Juana aquí han subido jóvenes y ancianos y nunca hasta ahora alguien se ha quebrado un pie o se ha caído. No vas a dejar pasar esta oportunidad para subir tu también. ¡Vamos yo te acompaño . Y Juana subió y regreso sin resbalarse. Eso fue para ella y para mi un milagro.

Otra cosa que me llego y me impresiono profundamente en Medjugorje ha sido la evolución de las confesiones. La primera vez había confesiones, pero nada espectacular…. Algo normal. La tercera vez había fuera de la casa una fila de confesionarios nuevos y adentro de la iglesia también. Cada uno tenía placas con señalizadores de idiomas en los cuales el sacerdote confesor podía administrar el sacramento.
A confesarse vienen fieles de todo el mundo: japoneses, alemanes, italianos, españoles, portugueses, latinoamericanos…y todo esta lleno… lleno todo el tiempo. Si alguno duda de Medjugorje, no cree en lo que pasa en Medjugorje… que venga y vea lo que pasa con las confesiones. ¡Tanta peregrinación! Creo que es suficiente testimonio para creer.

Yo se que ustedes los mensajes y tratan de vivirlos. ¿No es cierto? Eso es lo que la Virgen Maria quiere.¿Cómo se llama eso cuando un alumno esta muy mal en matemáticas? Como yo. Ese alumno necesita un profesor particular que venga a su casa para prepararlo y ponerlo al día. Yo creo que la Virgen Maria lo que esta haciendo es justamente eso. Ella es como profesora particular que viene a cada uno de nosotros porque no entendemos bien la palabra de Dios. Jesús es el Maestro. El único; es quien nos enseña; que viene Dios Padre, de la Vida Eterna. Pero nosotros, no entendemos. Muchos dicen: no entiendo la Biblia. La virgen, entonces, viene y nos ayuda a comprender la palabra, a buscar y seguir el camino que va al cielo. Pero el Maestro es Jesús. No es la Virgen Maria. Ella también es Maestra, por supuesto, pero para llevarnos a entender lo que Jesús quiere y no otra cosa. Ella no es un maestro aparte. Enseñanzas de Jesús. Todo coincide para entender más profundamente el mensaje de Jesucristo.

¡Esto es lo importante!
Si uno, como a veces sucede, piensa: ¡La Virgen para mi es todo y Jesucristo no tanto! Entonces estamos mal. No, pues, no se puede dejar al Maestro del colegio y escuchar al maestro que me ayuda a llegar a esa meta.

 
 
Imprimir esta pagina