Testimonio del Clero que ha estado presente en Medjugorje en 1999

Febrero | Mayo | Julio | Agosto | Septiembre | Octubre | Noviembre | Diciembre

Press Bulletin 108 - Enero 13, 1999

Visita del Obispo de Austria

Cada vez más frecuentes se hacen las visitas de los prelados de la Iglesia a Medjugorje. A principios de diciembre vino el arzobispo de Salzburg, monseñor Georg Eder. Un día antes de su partida le pedimos una entrevista. Entre otras cosas, dijo lo siguiente acerca de sus impresiones:

"Sobre los eventos de Medjugorje oí hablar después de poco tiempo de su inicio. En los últimos tiempos, se habla mucho de apariciones y como obispo recibía casi todas las semanas algo sobre apariciones, visiones y revelaciones. Debo reconocer que durante el período de la Yugoslavia comunista venía a descansar con frecuencia a Istria, pero no iba más hacia el sur, aunque podía hacerlo. No había nada que me estimulara suficientemente a hacerlo. Entonces comencé a ponerme cada vez más la pregunta: Por qué estos mensajes tan simples, que se siguen repitiendo? Siempre es un llamado a la oración, al ayuno, a la penitencia, a la oración por la paz. Me dije: Esto debe tener algún significado. Qué hace una madre cuando educa a sus hijos? Eso lo experimenté en mi hogar: ella siempre repite lo mismo: Ya se los he dicho muchas veces! Pero no puedo dejar de decirlo: Oren o hagan esto! María se comporta de manera similar en Medjugorje. Ella siempre habla lo mismo a los niños que ahora son personas adultas. Qué otra cosa debería hacer un sacerdote en su parroquia? El llama siempre a la oración. Juan Pablo II una vez dijo que los sacerdotes deben ser los primeros orantes y deben ser maestros de oración. Eso hace María, la Madre buena. Ella enseña a orar, a decir verdad de un manera simple. Ahora puedo decir verdaderamente que para mí vale la palabra de Cristo como signo de reconocimiento: Por sus frutos los reconocerán!

Mis impresiones sobre este lugar son sorprendentes. Sé que grupos de Salzburg vienen a menudo a Medjugorje, que continuamente están surgiendo grupos de oración, que hay cada vez más personas que dicen: En Medjugorje recibí la vocación! Reflexiono: nosotros perdemos tres cosas que en Medjugorje recibimos de nuevo: penitencia, conversión y vocación. En Austria esperamos en vano estas cosas. La conversión no se menciona más, porque la gente considera que no la necesita, la confesión está muriendo en nuestro país, excepto en los santuarios o en las iglesias de religiosos donde se busca y vive este sacramento, las vocaiones religiosas son cada vez menos. En Medjugorje esto acaece continuamente: confesiones, conversiones y vocaciones religiosas!

Eso es lo que me pregunto: qué debemos hacer, cuando alguien se convierte? A menudo he repetido a los miembros las exigencias del pueblo en cuanto a que no contemplamos la conversión en su programa. somos nosotros los que no necesitamos la confesión?, como dice Jesús en el Evangelio. La conversión se excluye, y la confesión se pierde, las vocaciones religiosas son cada vez menos, y nos preguntamos cómo siquiera mantener los seminarios. Y en Medjugorje se encuentra todo esto. Encontramos precisamente lo que nos falta.

Tengo otro deseo más: que aquí se llegue a la paz entre los franciscanos y el obispo, y que Medjugorje se desarrolle verdaderamente tal como María lo desea. Yo estoy ahora convencido en la autenticidad de Medjugorje. Ya lo creía desde hace mucho tiempo. Solamente quería venir y observar. Cuando los peregrinos me llamaron para que con ellos viniera a Medjugorje, respondí: Yo estoy espiritualmente más cerca de Medjugorje que algunos otros! Mi impresión se confirmó por la simplicidad de los videntes y del programa vespertino. Todo está en el espíritu eclesiástico y de una manera muy, muy simple. Al mismo tiempo también muy devota, con una fe poderosa y sobre todo con una fuerte voluntad de conversión y de verdadera renovación."

 
 

Press Bulletin 111 - Febrero 24, 1999

El Arzobispo Emerito de Split-Makarska sobre Medjugorje

En una entrevista para la revista "Horizonte cultural", el arzobispo emérito de Split-Makarska, Mons. Frane Franic, también habló sobre los eventos de Medjugorje:

A la pregunta: "Para Ud. la mediación de María es indudable. Cuál es el papel de María en el mundo contemporáneo?Qué piensa de su papel en Medjugorje?", Mons. Franic respondió:

"Es un hecho que los santuarios marianos sean numerosos en todos los pueblos católicos. Los más famosos y más visitados hoy son aquellos de Lourdes, Fátima y Medjugorje. En la Iglesia yo soy un seguidor y sostenedor de los nuevos carismas que San Pablo cita en sus cartas, profecías, curaciones físicas milagrosas y celebraciones de Dios en otras lenguas, como en estos días he leído también en la Encíclica papal "Fides et Ratio" (fe y razón) en su traducción italiana. Allí se habla del misticismo y de la necesidad de una renovación de la metafísica en filosofía y teología. Para mí no ha sido difícil, después de mi experiencia personal, reconocer la presencia de la Virgen en Medjugorje, quien está hablando desde hace ya dieciocho años por medio de sus videntes elegidos, y por tanto, no ha sido difícil reconocer la autenticidad de estas manifestaciones de María. Per hay que protegerse también de las visiones falsas porque los falsos profetas han existido siempre y seguirán existiendo."

"Horizonte cultural", pág. 13, núm. 250, Zagreb 14-2-1999

 
 

Press Bulletin 117 - Mayo 19, 1999

Visita del Arzobispo de Panamá

En el número anterior del Press Bulletin publicamos la noticia de que el arzobispo José Dimas Cedeño Delgado de Panamá visitó Medjugorje. En esta ocasión, damos a conocer parte de la conversación que tuvo con Fr. Slavko Barbaric:

S.B.: Díganos en forma resumida algo acerca de su persona.
J.D.: Yo soy arzobispo de Panamá, América Central. También soy presidente de la Conferencia Episcopal. El idioma oficial es el español. Panamá tiene alrededor de un millón de habitantes, es interesante saber que ésta ha sido la primera diócesis fundada en toda América, y ahora hay 8 diócesis. Yo soy el obispo núm. 47 desde que esta diócesis existe. El estado de nuestra Iglesia es bueno. Tenemos aún bastantes vocaciones, y lo que es particularmente importante es que tenemos muchos movimientos laicos y laicos activos que introducen un verdadero espíritu en las actividades de la Iglesia. Tenemos razones para estar esperanzados.

S.B.: ¿Qué puede decir acerca de su visita a Medjugorje?
J.D.: He venido por primera vez a Medjugorje. Conmigo han venido veinte peregrinos. Estos día he visto y experimentado una gran devoción y fervor en la oración. Eso se percibe en todos los grupos de peregrinos. La disposición de ánimo para orar es admirable. El espíritu de fe que aquí se siente en la oración, estimula la renovación de la fe en los corazones de los que vienen a este lugar.

S.B.: ¿Son visibles los frutos de Medjugorje en Panamá?
J.D.: Ciertamente, gracias a Dios. Tenemos una comunidad parroquial que dirige el rev. Francisco Verar. El viene a menudo a Medjugorje y la iglesia de su parroquia fue construida completamente igual a la de aquí en Medjugorje. Francisco fundó también una comunidad que se llama: Hermanas de María, la Reina de la Paz. Cada tarde tienen el mismo programa que el de Medjugorje. Son muy activos.

S.B.: ¿Ha sido esa comunidad reconocida por la Iglesia?
J.D.: Sí, yo reconocí esa comunidad a nivel episcopal, cuando me di cuenta de lo que hacen y cómo viven, de que su tarea principal es orar por la paz y cuando sentí su espiritualidad.

La comunidad existe desde hace varios años. Tienen buenas experiencias. Llamé al párroco, que los conoce bien y cuando el me confirmó todo, exactamente el día 25 de junio de 1998, reconocí la comunidad. Precisamente ese es el día del aniversario de la aparición. Yo estoy completamente consciente de que es un fruto de Medjugorje.

Rene Laurentin en Medjugorje

El conocido mariólogo francés, escritor de numerosos libros sobre apariciones de la Virgen en el mundo, amigo de Medjugorje, la semana pasada visitó Medjugorje con un grupo de cien peregrinos franceses.

Durante su permanencia de dos días en Medjugorje, el padre Laurentin participó en el programa de oración vespertino de la iglesia de San Santiago Apóstol, y subió al Podbrdo y al Krizevac. También dio conferencias a los peregrinos sobre las apariciones de la Virgen en Medjugorje.

Fr. Leonard Orec en Albania y Macedonia

A mediados de abril, Fr. Leonard Prec, director de la asociación humanitaria "Medjugorje - Mir", con un convoy humanitario italiano visitó Albania y Macedonia, países en que se encuentra concentrado el mayor número de refugiados del Kosovo. En ese informe, Fr. Leonard de primera mano testimonia acerca de todo lo que numerosos trabajadores humanitarios del mundo encuentran en su actividad, y los que actualmente procuran atenuar la mayor catástrofe humanitaria de nuestros tiempos. La Cáritas albanesa y macedonia hacen todo lo posible para conseguir y entregar a tiempo la ayuda humanitaria necesaria a los refugiados, y verdaderamente se necesita de todo: alimento, ropa, calzado, artículos de higiene, medicamentos ... Se ha pedido a Fr. Leonard que comunique a todos en el mundo, a aquellos que envían ayuda directamente a Albania, que hagan lo siguiente: Una semana antes, notifiquen a la Cáritas albanesa los datos siguientes: destinatario del envío, contenido detallado, matrícula del vehículo, nombre del conductor, fecha y lugar del paso de frontera. También se menciona que sería bueno acordar con el destinatario el recibimiento en el puerto de Drac, de esa manera, se evitan muchas dificultades y se afianza la seguridad de que la ayuda será entregada a sus verdaderos destinatarios.

Nuestros amigos, amigos de la Reina de la Paz, siempre han sabido reconocer el hermano en desgracia. Eso lo han ratificado una vez más ahora, con ocasión de la catástrofe humanitaria del Kosovo. Les agradecemos a todos aquellos que han ayudado, advirtiéndoles que como siempre, todas las informaciones sobre el envío de ayuda, pueden obtenerlas en la oficina "Medjugorje - Mir", teléfono: + 385 21 361 354, fax: + 385 21 342 258.

 
 

Press Bulletin 122 - Julio 28, 1999

Visita del Cardenal y de los Obispos de Ecuador a Medjugorje

Como lo anunciamos en el número anterior del Press Bulletin, el cardenal Bernardino Echeverría Ruíz, arzobispo emérito de Guayaquil y el obispo Victor Maldonado, ambos de Ecuador, visitaron de manera privada Medjugorje del 26 al 28 de junio.

Del 27 al 29 de junio, dos obispos de Ecuador también visitaron de manera privada el santuario: Mons. Germán Pavón Fuente, obispo de Tulcán, y Mons. Carlos Altamirano, obispo auxiliar de Quito. En una conversación con Fr. Slavko Barbaric dijeron lo siguiente acerca de sus impresiones:

Cardenal Bernardino Echeverría Ruíz:

P.B.: ¿Cuándo oyó hablar por primera de Medjugorje?
O.E.R.: Hace tiempo. Inmediatamente tuve el deseo de venir aquí, pero hasta ahora no me había sido posible. Me siento tan feliz de haber venido. Con respecto al mensaje, ya lo conocemos bien, puesto que es totálmente bíblico. Lo que me atrajo fue el deseo de experimentar esta comunidad parroquial y encontrar a los hermanos franciscanos, que están cumpliendo un labor maravillosa en este lugar. Esto es una verdadera evangelización. Cuando participé ayer en la Misa vespertina, eso para mí fue una experiencia grandiosa. Aquí hay tiempo para la oración, para la celebración de la Misa. Sentí una total devoción mientras rezamos el Rosario antes de la Santa Misa. Eso me tocó profundamente. He comprendido que, además del mensaje que la Virgen da, es muy importante Su presencia en este lugar. Aquí Dios hablaa través de María no sólo a ustedes, sino que a todos los pueblos y a todas las culturas. A este lugar no se viene por turismo. Aquí se viene por la confesión, y para encontrar a Dios. Este es un momento divino para el mundo. Además del mensaje y de la presencia de María, es importante todo el trabajo que aquí se hace. Yo personalmente siento que aquí comienza la conversión de toda Europa. He visto tanta gente que espera su turno para confesarse. Una gran cantidad de fieles comulga y celebra la Santa Misa. También aquí se percibe lo que para todos nosotros debería ser lo primordial y lo más importante: estar a disposición de la gente. Le agradezco a Dios porque aquí he encontrado a mis hermanos franciscanos y al pueblo croata y he sentido su fe.

Mons. Victor Maldonado:

P.B.: ¿Qué impresiones ha tenido sobre Medjugorje?
V.M.: Puedo confirmar lo que el cardenal Bernardino Echeverría ha ya dicho: Medjugorje es un lugar de encuentro entre Dios y el hombre. Aquí se halla una fuente verdadera de salvación. Cuando se llega a este lugar, entonces inmediatamente se comprende que todos necesitamos la conversión. Encontramos estos días a la vidente María. Oramos con ella durante una aparición y posteriormente conversamos. Realmente necesitamos la conversión para poder realizar nuestra tarea y ayudar a los demás en el camino de la conversión. Debo reconocer que mi venida me ha abierto los ojos sobre muchas cosas por lo que hubiera obrado de manera muy diferente en todas las tareas de mi vida.

P.B.: Cuando regrese, ¿que dirá a quienes han sido confiados a Ud.?
V.M.: Aquí he comprendido mejor el papel de María en la vida del cristiano. Para mí ha sido un gran don y una gran gracia. Por consiguiente, precisamente sobre eso le hablaré a la gente.

Press Bulletin 123

Visita del Rev. Rufus Pereira a Medjugorje

A fines del mes pasado, exactamente el 27 y 28 de julio, el Rev. Rufus Pereira, carismático y exorcista de la India, visitó el Santuario de la Reina de la Paz de Medjugorje. La primera tarde de su permanencia, después del programa de oración vespertino, dirigió la oración de curación interior orando ante el Santísimo Sacramento del Altar. Al día siguiente, predicó inspiradamente durante la Santa Misa vespertina, posteriormente dirigió nuevamente la oración de curación, con ocasión de la cual se reunió un gran número de peregrinos extranjeros, de Bosnia-Herzegovina y de la República de Croacia.

 
 

Press Bulletin 124 - Agosto 25,1999

El Arzobispo de Seúl en MedjugorjeEl arzobispo de Seul, Paul Kim Tchang-Ryeol, visitó Medjugorje del 6 al 10 de agosto con tres sacerdotes de su diócesis (Rhee Dae Won, Chang Daee Ik y Chang Keung Sun). Siguiendo el ejemplo de miles de coreanos que cada año peregrinan a la Reina de la Paz, vino a conocer este lugar de peregrinación, y la vida de oración y litúrgica de los peregrinos. Como peregrino rezó especialmente por su Iglesia y la eliminación de la tensiones entre los coreanos, que están divididos en dos estados.

 
 

Press Bulletin 125 - Septiembre 08,1999

Visita del Obispo Anglicano

En visita privada a Medjugorje del 30 de agosto al 3 de septiembre estuvo el obispo anglicano Michael Marshall de Inglaterra.

Press Bulletin 126 - Septiembre 22,1999

Celebración de la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz

La festividad de la Exaltacion de la Santa Cruz fue celebrada este año el 12 de septiembre en el Krizevac. En presencia de varias decenas de miles de fieles, la Santa Misa celebrada fue presidida por Fr. Stanko Dodig, guardián del monasterio capuchino en la parroquia de la Madre de Dios de Lourdes de Rijeka, junto con 80 sacerdotes. Tal como en años anteriores, un gran flujo de peregrinos se volcó en Medjugorje ya a contar de las primeras horas de la madrugada. Muchos de ellos caminaron cientos de kilometros, algunos descalzos.

El 8 de septiembre fue celebrada solemnemente la festividad de la Natividad de la Bienaventurada Virgen María. Ya en esa ocasión se había congregado un gran número de creyentes; muchos de ellos se quedaron en Medjugorje para la celebración de la festividad de la Exaltación de la Santa Cruz.

Impresiones de la Peregrinación a Medjugorje de Mons. Tadeusz Werno

Medjugorje es visitado por un número en aumento de obispos provenientes de diversas partes del mundo. Uno de ellos es Mons. Tadeusz Werno, obispo de la ciudad polaca de Koszalin, de cuya visita informamos brevemente en Press Bulletin núm. 124. Después de algunos días transcurridos en Medjugorje dijo, entre otras cosas, lo siguiente acerca de sus impresiones:

"Este año celebro el aniversario núm. 25 de obispado. Es un aniversario de plata. Aquí me encuentro por primera vez por sugerencia del párroco de Podstrzel, ciudad del norte de Polonia, quién está profundamente compenetrado en el espíritu de Medjugorje. Cuando hablamos en una ocasión, me convenció de que debía acudir a Medjugorje y en ese sentido se puso a mi disposición. Ha sido así que he venido.

La experiencia de las personas que vienen a Medjugorje confirman que este es un lugar de gracia. Muchos se convierten, regresan al camino de la verdad. Yo reconozco que también rezo el Rosario, pero me canso ya en la primera parte. Aquí he podido, quizás por primera vez, rezar las tres partes del Rosario. La gente reza en idiomas diferentes, pero eso no cansa en absoluto. Es hermoso escucharlo. He visto que muchos se confiesan, retornan a la Santa Misa, a la Santa Comunión, a la unidad con Dios, que está aquí presente entre nosotros. Yo verdaderamente me alegro porque veo que aquí en Medjugorje los franciscanos, nuestros hermanos, por medio de la Virgen conducen la gente a Jesús. Se los agradezco. Me gusta en especial la devoción del Via Crucis en el Krizevac. Esto es muy hermoso. Encontré a una de las videntes y conversé con ella. Estuve en la comunidad de Sor Elvira, la cual ayuda a los jóvenes con problemas de adicción. Este es realmente un fruto maravilloso de los eventos de Medjugorje. Además, ayer observé a la gente durante la Santa Misa. Jóvenes, hombres adultos, niños - oran, están arrodillados durante horas, se confiesan. Eso es lo que necesitamos. Yo creo en Jesús y no necesito las apariciones de Lourdes, Fátima y Medjugorje, pero necesito el alimento que éstas nos muestran y al cual nos conducen. Aquí se insiste en la Santa Misa como centro de la vida. Hay que decir lo que Jesús dijo: "Reciban el Espíritu de Dios, el Espíritu de la verdad, el Espíritu del amor, sean mis testigos en todos los lugares del mundo, en la familia, en la calle, en la escuela, por dondequiera. Tengan el valor de hacer el signo de la Cruz, alégrense.

Al final, les deseo a ustedes franciscanos que perseveren en esta grandiosa tarea, que continúen siendo instrumentos en las manos de Dios. Estoy convencido de que el Santo Padre actual bendice vuestro servicio en Medjugorje, que en su corazón piensa en ustedes, ya que él ama mucho a la Virgen. Que Dios por intercesión de María los bendiga a todos ustedes junto con todos los peregrinos. Deben perseverar. Esto es grandioso."

 
 

Press Bulletin 128 - Octubre 20, 1999

La Visita del Obispo de Austria

Después de haber participado el 19 de septiembre en un encuentro de fieles con el Santo Padre en Maribor (Eslovenia), Mons. Georg Eder, arzobispo de Salzburg, Austria, visitó Medjugorje el día 20 de septiembre. En esa ocasión, entre otras cosas, dijo lo siguiente:

"Estoy por segunda vez en Medjugorje, pero no oficialmente ya que un obispo no puede venir en peregrinación de manera oficial a este lugar. He venido a Medjugorje sólo por un día por razones personales. Yo tengo una gran confianza en María de Medjugorje, y yo como obispo tengo muchas cosas que cargo como un peso. En tal caso se acude a un lugar en que se busca y encuentra ayuda. Todo niño inteligente acude a su madre. Sucede que también un obispo necesita ayuda. Al comienzo de este año encontré aquí una gran ayuda y espero que ni en esta oportunidad me iré con las manos vacías.

Lo que aquí está sucediendo no es algo malo ni falso, al contrario es algo bueno. Cuando se reconozca la autenticidad de estos acontecimientos, ¿qué será de aquellos que no creyeron? No hay duda - lo que aquí sucede es bueno. En este lugar acaece lo que en la Iglesia debería haber sucedido: la oración, la Misa, la Confesión, la Adoración, la conversión, los grupos de oración que surgen, las vocaciones que nacen. Todo a la luz de los eventos que María guía y que nos preparan para el nuevo milenio. Aquí suceden muchas cosas que en la Iglesia habíamos olvidado. María nos llama y enseña. Puedo decir para la Iglesia en Austria: muchas cosas hemos olvidado y debemos comenzar nuevamente en base a lo que María está diciendo en Medjugorje.

Desde el inicio de las apariciones han transcurrido 19 años. Aquí hay 6 videntes. Es interesante saber que durante todo ese tiempo han permanecido fieles, nunca han caído en contradicción. Eso es un verdadero milagro. En Lourdes hubo sólo una vidente, en Fátima tres videntes y eso duró poco. Aquí es totalmente diferente, la Virgen no habla sobre lo que ahora sucede. Aquí hubo una guerra terrible. Ahora me doy cuenta de que eso es muy sabio. Si se pusiera a hablar acerca de lo que sucede en el mundo, existiría el gran peligro de que todo se complique. Cuando le pregunté al vidente Ivan porqué la Virgen no habla acerca de los problemas del mundo actual, él respondió simplemente que la Virgen nos habla acerca de lo que hay que hacer, que oremos en las familias y en los grupos de oración; y yo me doy cuenta de que es realmente así. La causa de la guerra y de cualquier otra tribulación reside en nosotros. Cuando la gente encuentra la paz en Dios, entonces pueden dar la paz a los demás. Por eso María tiene toda la razón. Aquí la gente experimenta el gozo, la paz y la felicidad. Yo lo veo. Aunque hay muchas cosas negativas en el mundo, el mejor camino para su curación es indicar lo positivo.

Los mensajes al comienzo, debo reconocerlo, eran muy simples. Nosotros los teólogos somos así. Nos gustaría algo grande, antes me parecían de una simplicidad banal. Así fue hasta mi primera visita. A contar de ese momento los experimento diversamente. Cada noche leo un mensaje. Cuando lo leo por primera vez, me parece nuevamente demasiado simple, y cuando lo leo por segunda vez, me doy cuenta de que de una manera simple se dice justamente lo que necesitamos. A nosotros nos gustan los grandes movimientos, las cosas elevadas, y olvidamos que todo empieza de una manera simple, en el corazón de cada uno de nosotros: primeramente la paz, luego el camino de la santidad, luego el gozo. María es Madre y habla de un modo simple. Muchas veces recuerdo las palabras que mi madre nos decía: ¿Cuántas veces les tengo que decir esto? Mientras lo repetía, ella nos educaba. Así entró en nuestro corazón lo que nuestra madre nos decía. Recuerdo cuando nos advertía que rezáramos, que fuéramos a confesarnos. María en Medjugorje eligió el modo correcto para ayudarnos y le estoy agradecido por todo.

A Medjugorje he venido con mucho mucho gusto por un solo día y debo reconocer que en esta visita he meditado acerca de mí mismo. Gracias a ustedes por todo y que Dios los bendiga en todo lo que hacen."

 
 

Press Bulletin 129 - Noviembre 03, 1999

Visita de Obispos

En octubre visitaron privadamente Medjugorje cuatro obispos: Mons. Joseph Mugeny Sabiti, Mons. Christopher Kakooza de Uganda, Mons. Stanislas Lukumwena del Congo, Mons. José de Jesús Nuñez Viloria, obispo emérito de Venezuela, y Mons. Emilio L. Bataclan de Filipinas.

En este número del Press Bulletin damos a conocer las impresiones de los obispos de Uganda. Mons. Joseph Mugeny entre otras cosas dijo lo siguiente:

"Aquí no hay nada problemático. Lo que en Medjugorje acaece es en verdad muy poderoso. Vemos a gente de todo el mundo. El tiempo en que vivimos es un tiempo especial. Dios a través de este lugar nos da gracias especiales. Muchos fieles que tienen dificultades con su fe deberían venir a este lugar, a Medjugorje. Medjugorje es una oportunidad, un privilegio, un don especial de Dios que, mediante la interseción de la Bienaventurada Virgen María, nos da para ayudarnos. El mundo se halla en un estado excepcionalmente malo y es bueno que existan varios lugares como Medjugorje. Las guerras, los divorcios, la droga y otras dependencias - son todas cosas muy malas. Necesitamos un lugar en el cual aprender el verdadero amor, la verdadera paz y la verdadera fe. Por eso, no existe confusión alguna sobre lo que aquí está sucediendo. La experiencia en este lugar es más poderosa que en cualquier otro lugar. La gente que vive aquí tiene espíritu de oración. Pienso que la gente que dirige la Iglesia debería acudir a este lugar y experimentar lo que aquí sucede.

Eso nos va a ayudar a todos para vivir mejor mejor y conducir a los demás al bien y a Dios.

Acerca de sus impresiones, Mons. Kakooza dijo:

"La Bienaventurada Virgen María se aparece en muchos lugares. En realidad, son importante sus llamados a la compasión, la oración y la penitencia. Los llamados de la Virgen a una vida santa, a la conversión, a la vida con Dios son llamados con los cuales podemos merecer la eternidad. Pienso que la conversión y la oración son mensajes que todo el mundo debería hacer suyos a fin de que pueda regresar a Dios. De esa manera el hombre abre el camino hacia la eternidad."

Viaje Misionero de Fr. Branimir Musa

Durante septiembre y octubre, Fr. Branimir Musa visitó E.E.U.U. Para los religiosos y religiosas de la custodia franciscana de Herzegovina en E.E.U.U. realizó en Chicago ejercicios espirituales en tres ocasiones.

Invitado por los peregrinos de Medjugorje y de los Centros de Paz participó en conferencias marianas en Chicago y en Portland. Ambos encuentros de oración duraron cada uno dos días, y participaron varios miles de fieles.

Tales encuentros son una confirmación de cómo los mensajes de la Virgen de Medjugorje se difunden por el mundo encontrando un suelo fértil en las personas de hoy, deseosas de paz.

Fra. Leonard Orec visitó nuevamente Kosovo

El presidente de la asociación humanitaria "Medjugorje-Mir" de Split, Fr. Leonard Orec, el 11 de octubre de 1999 visitó nuevamente Kosovo. En conversación con los sacerdotes y con la población concluyó que la situación no ha mejorado. El invierno está a las puertas, y los techos de las casas quemadas aún no han sido reparados. Muchos repatriados viven en tiendas junto a sus casas destruidas. Las organizaciones humanitarias internacionales se han comprometido a reparar al menos los techos destruidos y poner ventanas, pero hasta ahora no han hecho prácticamente nada. El suministro de víveres, ropa, calzado no es suficiente. Es necesario apelar a los benefactores y a las organizaciones humanitarias menores que ayudan directamente para que antes del comienzo del invierno procuren ayudar a los habitantes de Kosovo, especialmente a aquellos que se encuentran en lugares alejados, con víveres, ropa y calzado. Son necesarios también moblaje de casa y máquinas agrícolas. Aprovechamos la ocasión para agradecer a todos que hasta ahora han ayudado generosamente a la sufrida población de Kosovo.

Children Of Medjugorje - Sister Emmanuell
Noviembre 01,1999

Monseñor André Lecocq, Prelado de Honor de Su Santidad el Papa Juan Pablo II y rector del Santuario de Montigleon en Francia (dedicado a las almas del Purgatorio) acaba de tener una experiencia inusual. Como le regalaron el boleto para ir a Medjugorje, decidió ir allá con mentalidad abierta. Al pasar por Eslovenia fue recibido por el Arzobispo de Ljubljana, quien lo animó: ³¿Medjugorje? ¡Es obra de Dios! ¡Medjugorje no podrá ser detenido! Hoy nadie puede negar los buenos frutos. ¿Acaso no reconocemos el árbol por sus frutos? Medjugorje es obra de Dios y perdurará.² Se reunió en privado con Vicka durante 15 minutos y él, que había trabajado tanto por las almas del Purgatorio, quedó muy impresionado al oír a esta sencilla persona hablar con tanta precisión de las realidades del Cielo. Este encuentro lo convenció de que la experiencia de Vicka es genuina. De regreso en casa, dio un testimonio positivo acerca de su peregrinación. Para él, el número y la profundidad de las confesiones que escuchó atestiguan el resplandor y la vitalidad del santuario. En la catedral de Ljubljana dijo: ³Es María quien nos pone en movimiento, tal como Ella misma partió para visitar a Isabel; ¡es María quien nos invita personalmente a su casa en Medjugorje!² (Estas palabras fueron relatadas por hijos espirituales suyos que lo acompañaron).

Pero el Señor tenía un plan secreto. ¿Quiso preparar en Medjugorje a este sacerdote Suyo para la siguiente etapa en su jornada? ¡Sí! Monseñor Lecocq llegó a Medjugorje el 24 de junio de 1999. El 24 de julio, un mes después, murió en un accidente automovilístico en Francia. Que su intercesión nos ayude al dejar este mundo con María, habiendo vivido en este mundo con Ella.

 
 

Press Bulletin 131 - Diciembre 01, 1999

Visitas - Declaraciones Obispositivas - Declaraciones de Obispos

En el número 129 del Press Bulletin hablamos acerca de la visita de algunos obispos que estuvieron en Medjugorje a fines de octubre. En este número les damos a conocer sus impresiones.

Después de algunos días transcurridos en Medjugorje, Mons. Stanislas Lukumwena del Congo dijo entre otras cosas:

"El primer día en la mañana, apenas llegué, acudí a rezar al Monte de las Apariciones. Quedé muy impresionado al encontrar a mucha gente orando con devoción y recogimiento. También fue importante para mí la experiencia del programa vespertino al cual asistía siempre mucha gente. Gente de varios países, de idiomas diversos, me hicieron sentir un profundo e indescriptible gozo. Estoy aquí en visita privada, lo que significa que oficialmente acepto la posición actual de la Iglesia, pero la experiencia personal es, pese a lo anterior, algo muy diferente. Personalmente puedo decir que me es claro que todo lo que aquí sucede, y especialmente la gran cantidad de gente, no puede interpretarse de otra manera sino como una intervención divina. Con respecto a la autenticidad de las apariciones - debemos dejar el juicio a aquellas personas en la Iglesia que tienen esa tarea. Oro personalmente para que ese momento suceda lo antes posible. La Virgen nos ha dicho siempre que oremos por la paz. El mundo de hoy está dividido, no existe paz ni amor. Les pido a todos que procuremos con todas nuestras fuerzas y humildad orar a fin de que la paz llegue lo más pronto posible a toda la gente. Recomiendo a todas las comunidades con falta de vocaciones, que vengan a este lugar y que en este espíritu aquí presente, vivan y oren, y seguramente tendrán vocaciones. A todos ustedes que viven aquí, deseo decirles que continúen trabajando en el espíritu de San Francisco, entregada y humildemente, como lo están haciendo ahora. Continúen teniendo la esperanza ya que llegará el tiempo del reconocimiento y todos nos regocijaremos."

Mons. José de Jesús Núñez Viloria, obispo de la Guayana Venezolana, vino con un grupo de peregrinos, y como peregrino visitó Medjugorje del 24 al 28 de octubre de 1999. Estas son sus impresiones:

"Después de estos días transcurridos en Medjugorje tengo impresiones muy positivas. Me es claro que en este lugar existe algo muy poderoso y sobrenatural. Sin este elemento sobrenatural, estos eventos no se podrían haber mantenido durante tanto tiempo ni haberse difundido de tal forma por todo el mundo. Sé que cada vez más gente viene de todas partes, y que ora mucho aquí y se convierte. Aquí existe una gran realidad sobrenatural acerca de la cual hablan los hechos mismos. Los videntes transmiten simplemente lo que la Virgen les dice, es decir, los llamados de la Biblia: paz, conversión, oración, ayuno, y los fieles los aceptan y siguen viviendo en base a ellos. Cuando escuché una de las videntes, me di cuenta de que algunos peregrinos hacían preguntas que manifestaban curiosidad, en tal caso, la vidente respondía muy simplemente: ella puede decir lo que la Virgen dice, y lo demás deben preguntarlo a los sacerdotes. Mi impresión acerca de todo lo que aquí sucede es my positiva. Especialmente me ha gustado el programa vespertino, el Rosario, la Misa, y la Adoración.

Ese es un camino apropiado de conversión.

Un consejo fraternal que les puedo dar es que ustedes, que aquí trabajan, deben ser pacientes con la gente que acude a este lugar. Ellos vienen de lejos, ignoran muchas cosas y, dentro de lo posible, hay que escucharlos y ayudarlos siempre con paciencia. A los videntes, sacerdotes y peregrinos les recomendaría que aceptaran a María que hoy en día nos ayuda de manera especial a fin de que lleguemos a Cristo, el único Mediador y Salvador. A Ella Jesús le dijo desde la Cruz: "He aquí a Tu hijo", y al discípulo le dijo: "¡He aquí a tu Madre!" Estoy convencido de que ese es el motivo por el cual María tiene el derecho y el deber de aparecerse y de ayudarnos, y nuestra tarea es recibirla. Lo que aquí se anuncia es la esencia del Evangelio, por eso debemos aceptarlo. Se trata, por tanto, de la renovación de la vida según el Evangelio. El espíritu de devoción y fervor que aquí se ve servirá verdaderamente a la nueva evangelización. Me encomiendo yo mismo a sus oraciones, a todos los sacerdotes y a todo el mundo, y yo también prometo que voy a orar por todos."

En la penúltima semana de octubre, en visita privada, estuvo también presente en Medjugorje, Mons. Emilio L. Bataclan, obispo de las Filipinas. Antes de partir de Medjugorje dijo lo siguiente:

"Yo creo que la Virgen se aparece en este lugar. Ella es Madre y nos cuida a todos. Pienso que Ella está siempre con Sus hijos, especialmente cuando tienen que padecer, cuando hay tantos problemas. No tengo dificultades en creer que la Virgen está aquí, porque en primer lugar el "sensus fidelium" (sentimiento del pueblo) me dice que eso es cierto, y mi experiencia de sacerdote y párroco de casi 25 años, y ahora la de obispo, me ayudan a reconocer los signos inconfundibles de que María está aquí presente y de que se ocupa de Sus hijos. Quisiera decir a todos: María es madre, una Madre que nos ama y que realmente ha debido venir a este mundo. Ella viene y nos dice qué debemos hacer, porque desea cuidar a Sus hijos. Espero que el mundo abra su corazón y su alma a esta Madre buena. Oramos por la gracia de que el corzón de toda la gente pueda abrirse. Oremos los unos por los otros. Que Dios los bendiga."

 
 
Imprimir esta pagina