La Forma Monástica de Lectio Divina

La forma monástica de la Lectio Divina es un método antiguo practicado por las Madres y los Padres del Desierto y después en los monasterios tanto en Oriente como en Occidente. El método monástico no tiene estructura. Uno escucha la palabra de Dios en un pasaje particular escogido para la ocasión y después uno sigue la atracción del Espíritu. Este método también puede usarse para orar en grupo.

Invocación

Padre, en Tus manos abandono mi vida y todo mi ser, para que me vacíes de todos los pensamientos e imágenes que me separan de Ti, calma mi sed y sacia mi hambre, lléname de Ti. Con humildad te entrego mi intención de consentir Tu Presencia y acción en mi, sáname, transfórmame, hazme de nuevo. Te pido a nombre de tu Hijo Jesús que me des al Espíritu Santo. (Lc. 11,13)

¡Ven Espíritu Santo!

Maestro del silencio de La Palabra y del amor, abre mi mente y mi corazón para escucharte y ahí en el silencio dejarme encontrar, sorprender, seducir, tocar, y guiar por Ti, dime lo que quieres de mi para hacer Tu voluntad y no la mía. Dame el don de la contemplación y la gracia para ver, aceptar y perseverar en este camino y libre de apegos en unión divina. Te pido Virgen Maria que me enseñes a silenciar y contemplar a tu hijo. Concédeme Señor, descansar en la Trinidad. Amén

Pautas para la Lectio Divina Monástica

 
 
Imprimir esta pagina