Honramos a nuestros abnegados y fieles sacerdotes,
con ocasión del año del sacerdote
decretado por Su Santidad Benedicto XVI.
Y ofrecemos nuestras oraciones Por sus intenciones
Del 6/19/2009 al 6/19/2010

ORACION POR LOS SACERDOTES

Señor Jesús, Tú has escogido tus sacerdotes entre nosotros y los has enviado a proclamar tu palabra y actuar en Tu nombre. Por ese regalo tan grande a Tu iglesia, te alabamos y te damos gracias.

Te pedimos que los llenes con el fuego de tu amor, para que en su ministerio ellos puedan revelar Tu presencia en la Iglesia. Ya que ellos son tus instrumentos aquí en la tierra, te pedimos que tu poder brille a través de sus debilidades. En sus aflicciones, que nunca se sientan aplastados; en sus dudas, nunca desalentados; en sus tentaciones, nunca destruidos; en las persecuciones, nunca abandonados. Inspíralos a través de la oración a vivir cada día el misterio de tu muerte y resurrección. En los momentos de debilidades envíales Tu Espíritu y ayúdales a alabar a tu Padre Celestial y a orar por los pobres pecadores. A través del mismo Espíritu Santo, pon tus palabras en sus labios y tu amor en sus corazones para llevar la Buena Nueva de los pobres y sanar los corazones heridos. Que el regalo de María, Tu Madre, al discípulo amado, sea Tu regalo a cada sacerdote. Concédeles que Ella, que Te formó en su imagen humana, los forme en Tu Imagen Divina, por el poder de Tu espíritu, para la gloria de Dios Padre, Amén.

“El sacerdote actúa ‘in persona Christi’.
Es Cristo quien ofrece su Cuerpo y su Sangre
bajo las especies del pan y del vino.
El sacerdote no sólo representa a Cristo:
En cierto modo, se identifica con él,
único sacerdote de la alianza nueva y eterna.
"

Juan Pablo II

 
 
Imprimir esta pagina